De acuerdo al censo que se realiza dentro del albergue, reciben apoyo de dos niñas africanas de 8 y 10 años de edad, que ya hablan español.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.-Ante decenas de menores de edad, hijos de migrantes extranjeros, en el Refugio Temporal Municipal de esta ciudad fronteriza recibirán programas de enseñanza del idioma español, cultura y orientación sobre drogas y conductas antisociales.

Se trata del programa del Instituto Municipal de Prevención contra las Adicciones, Conductas y Tendencias Antisociales (IMPACTA).

La enseñanza del idioma español es para que se puedan comunicar con la demás gente cuando salen a la calle con sus padres a buscar el sustento, explicó Dorina Lozano Coronado, Síndico Primero de la Comuna neolaredense.

“Estamos preocupados y ocupados por la situación que están viviendo los niños en este albergue, para eso decidimos que va a entrar los programas de IMPACTA, son los programas municipales que tenemos nosotros para, posteriormente también va a entrar Cultura y Educación para que los niños puedan tener entretenimiento, educación, empiecen a conocer también nuestro idioma que es muy importante”, detalló la edil.

De acuerdo al censo que se realiza dentro del albergue, reciben apoyo de dos niñas africanas de 8 y 10 años de edad, que ya hablan español.

En las últimas horas, representantes de organismos de Derechos Humanos constataron el buen trato que se les da a los migrantes de diferentes nacionalidades por parte del personal municipal.

Sin embargo, la principal observación que hicieron es de lo insuficiente del espacio para casi 700 personas que lo habitan cuando la capacidad del edificio es para apenas 250 personas.