Arturo Rosas H. / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- La 63 legislatura confirmó que se desarrollarán entre una y dos sesiones extraordinarias durante los meses de julio, agosto y septiembre.

En el caso de Tamaulipas, el último periodo de sesiones de este último año legislativo termina el día último de junio para dar paso a la próxima legislatura el 1 de octubre.

Ante ello, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Glafiro Salinas Mendiola, admitió que todavía existe mucho trabajo por hacer y están en análisis al menos 100 iniciativas que deben ser dictaminadas.

“Hay muchos problemas que resolver y no queremos dejar rezagos”, expuso el diputado.

Dijo que mantendrán el nivel de eficiencia y productiva que los ha destacado a nivel nacional para cerrar de esa manera.

Por ello, añadió que el cierre del período legislativo “será simbólico” porque tanto los integrantes de la Diputación Permanente como otros legisladores, estarán asistiendo al Poder Legislativo para adelantar trabajo.

Algunos de los “pendientes” que el Congreso de Tamaulipas enfrenta, tiene que ver en temas de seguridad, salud, bienestar social, entre otros temas que se han estado generando durante la actual legislatura, sin pasar por alto lo que hay en cartera.

Está pendiente el tema de la Fiscalía en materia electoral, minutas constitucionales y los temas que tenga el ejecutivo que tratar en los últimas semanas.