LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- La Diócesis de Tampico lanza una alerta a los feligreses ante la presencia de un falso representante eclesiástico que se dedica a pedir reliquias para la Iglesia Católica.

El sujeto ha llegado al extremo de falsificar los sellos de la jurisdicción y ha usurpado la identidad de un joven de 23 años, por lo que acudirán ante las autoridades para proceder legalmente en su contra.

La situación trascendió a través de la Secretaría de General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, quien informó a la Diócesis de Tampico sobre un sujeto que desde hace 3 años se hace pasar como presbítero y como miembro de la Cofradía del Santuario de las reliquias, mismo que envía cartas a las comunidades religiosas e incluso a la Santa Sede para solicitar reliquias para el Santuario del Señor de las Reliquias, el cual no existe pero que utiliza para pedir.

Al respecto, Monseñor Elías Gómez Martínez, vicario de la Diócesis de Tampico, refirió que esta situación está afectando a un joven que lleva el nombre de ese sujeto que anda pidiendo las reliquias y quien ya se ha visto afectado por las acciones de este falso sacerdote.

“Falsos hay muchos, de repente van apareciendo periódicamente unos que no son sacerdotes, que son falsos. Más que ser un sacerdote falso es una persona que desde hace tiempo con ese nombre se está dedicando a pedir reliquias de santos a Roma y a otros lugares donde hay personas que viven en santidad y pide reliquias bajo el argumento de que son para la Catedral de Tampico, para esa capilla de mártires que inventó y que no existe”.

”Eso ya tiene mucho tiempo, pero hay una persona que se llama Asis Yañez y es un joven de 23 años y nos habló diciendo que le está perjudicando, él falsifica, se inventa sus sellos y dice que está haciéndolo a nombre del obispo José Luis Dibildox cuando este ya se murió, y ya que supo que había muerto, ahora dice que a nombre del administrador apostólico, pero no tanto como un sacerdote, se identifica como un laico que está dedicado según él a pedir reliquias”.

Gómez Martínez señaló que todo esto debe pasar a través de la oficina de la curia que se enteró de las peticiones hechas por el sujeto y les ha instruido a quienes han recibido la visita a no hacerle llegar nada, siendo así como se enteraron de la actividad del falso representante de la iglesia.

“Incluso fuimos a dirección que pone allá por Tancol, y había un terreno baldío… sí se alerta a la población, pero la situación es: ¿para qué quiere esas reliquias, para que las querrá o las venderá después? son pedacitos de hueso o pelo, pero a lo mejor es para lucrar después”.

Finalmente, indicó que se alerta pero aún no se ha hecho la denuncia formal, pero en breve se procederá para que deje de afectar al joven del que usa su nombre.