Están dispuestos a cooperar con las autoridades solo que sea en caso necesario

La Casa del Indigente Santísima Trinidad, es una idea de personas de la religión católica de esta ciudad y absorbida por el entonces Obispo de la Diócesis de Matamoros, Señor Faustino Armendáriz, fundada hace aproximadamente 8 años al conocer las demandas y quejas de comerciantes e industriales que veían a muchas personas mal vestidas, mal olientes y antihigiénicas que según ellos, daban mal aspecto al poco turismo de la ciudad.

 

René Gutiérrez G. / LA RED DE ALTAMIRA

REYNOSA.- La Casa del Indigente Santísima Trinidad, es una idea de personas de la religión católica de esta ciudad y absorbida por el entonces obispo de la Diócesis de Matamoros, señor Faustino Armendáriz, fundada hace aproximadamente 8 años al conocer las demandas y quejas de comerciantes e industriales que veían a muchas personas mal vestidas, mal olientes y antihigiénicas que según ellos, daban mal aspecto al poco turismo de la ciudad.

Así lo comunicó el ingeniero Adolfo Sevilla Peña actual presidente del Patronato de la Casa del Indigente Santísima Trinidad; patronato formado e integrado por profesionistas de la ciudad que se desviven por atender la situación de estos conciudadanos que normalmente son personas incapacitadas e imposibilitadas para trabajar; pues su situación de salud es muy vulnerable.
Conociendo un poco de la fundación de este albergue que da cobijo a personas en situación de calle y que estas gentes podrían estar ahí, hasta que sean sorprendidos por la muerte o familiares vayan a recogerlos y hacerse cargo de ellos, para que no anden por las calles de la ciudad mendingando en forma por demás antihigiénica.-

Pero eso no es todo, porque el ingeniero Adolfo Sevilla Peña, presidente del patronato de esta casa del Indigente, ha aceptado hablar y dar solución a un problema que podría venirse encima a las autoridades municipales, con la llegada de la “caravana migrante compuesta por ciudadanos centroamericanos de países como Honduras, El Salvador y Guatemala”.

“Esta solución dijo el ingeniero Sevilla, es poder albergar a estas personas, aunque en un número reducido porque el espacio del local, también, es reducido y es ocupado por individuos de andaban deambulando por las calles de la ciudad en situaciones verdaderamente críticas”.

El ingeniero Sevilla, añadió en este sentido, de que la mesa directiva de este patronato, también, está dispuesta a cooperar con las autoridades al igual, que lo hará según tenemos entendido, el Pastor Héctor Silva de Senda de Vida y la hermana del albergue Nuestra Señora de Guadalupe, todos ubicados por el mismo rumbo a escasos cien o 150 metros uno del otro.