ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

FRANCIA.- Los manifestantes llamados “chalecos amarillos” publicaron este jueves una lista con 40 reivindicaciones para el gobierno de Francia. Además, el primer ministro Edouard Philippe recibirá los dos portavoces del movimiento este viernes, antes de una nueva jornada de protestas convocada para el sábado.

Las reivindicaciones de los manifestantes ya van más allá de reducir los precios de la gasolina, motivo por el que se movilizan desde el sábado 17 de noviembre. En un largo comunicado, la delegación del movimiento establece una lista de demandas sociales.

“Diputados de Francia, les exponemos las directivas del pueblo para que las conviertan en leyes. Obedezcan a la voluntad del pueblo”, dice el documento de los portavoces.

La lista incluye medidas sociales y proteccionistas como “el aumento del salario mínimo a mil 300 euros mensuales”, “cero sin techos”, “ninguna pensión inferior a mil 200 euros” y que “los salarios de los franceses y de las pensiones deben de ser indexados en la inflación”.

Otras se refieren a la energía y los carburantes, causa original de las protestas de los “gilets jaunes”: “Debido al aumento de los precios del gas y de la electricidad desde la privatización, queremos que vuelvan a ser públicos y queremos una disminución de forma importante”, además de la anulación del aumento del impuesto a las gasolinas, punto de partida de la contestación.

Esta semana, el número de manifestantes ha sido menor al de la semana pasada. El martes a las 5 de la tarde, el gobierno contabilizó 12 mil franceses movilizados, bloqueando carreteras, casetas de cobro o gasolineras, e incluso lanzando estiércol en oficinas de recaudación de impuestos. Una cifra inferior a los 16 mil del lunes a la misma hora.