ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

SALUD.- Un esfuerzo global que involucra a investigadores de la Universidad de Queensland, Australia, ha conseguido una victoria en la lucha contra las superbacterias al ajustar el uso de antibióticos existentes para reducir dramáticamente las tasas de mortalidad.

Ajustando los antibióticos usados para tratar cepas de las superbacterias Klebsiella y Escherichia coli un equipo que de investigadores logró reducir las tasas de mortalidad de pacientes entre un 12.3 por ciento a 3.7 por ciento.

“Existe una necesidad urgente de considerar el uso adecuado de los antibióticos de cara al aumento en la resistencia a los mismos”, dijo el director del centro de investigación clínica de la universidad australiana David Paterson.

“Las superbacterias están consideradas como de tratamiento crítico por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos pues se han hecho cada vez más resistentes a los antibióticos más usados”.

La investigación se ocupó de 400 pacientes con un tratamiento de por vida contra las superbacterias en el Hospital Real de Mujeres de Brisbane así como 25 pacientes de otros centros de salud alrededor del mundo.

Los médicos usaron el antibiótico meropenem, que no es caro y es de uso común, dado que las prácticas de tratamiento con esta sustancia se pueden actualizar de inmediato en lugar de esperar a que un nuevo medicamento sea aprobado, lo cual tarda años.

“Encontramos que prescribir el antibiótico común meropenem era más efectivo contra las superbacterias que otros tratamientos con antibióticos y se aumentaron drásticamente las tasas de supervivencia”, dijo Paterson.

El esfuerzo de la investigación internacional continuará con pruebas frente al problema a la resistencia al antibiótico cefalosporina, que es especialmente frecuente en el sudeste asiático.