Por Javier Claudio

  • ·        – . Luce Nuevo Laredo grandes aportadores de trazos para beneficio común
  • ·        – . Mochila Transparente, surgió aquí como propuesta y de atención nacional      
  • ·        – . Reservas Territoriales y Progan, alcanzaron el reconocimiento en el país

Clarificando. – Debemos decir con orgullo que un buen número de ciudadanos neolaredenses tienen la autoría de importantes proyectos, algunos de ellos autorizados y aplicados a nivel nacional con buen éxito. Así también debemos reconocer que otros tantos han topado con políticas de gobierno nada gratas, con intereses personales y hasta perversidades que no habrían permitido que trascienda, pese a ser una propuesta de la aprobación general, luego de ser difundida y constatar como promesa de beneficio.         

Clarín. – Uno de esos casos registró en el año 2008, cuando la inseguridad comenzó a rebasar los primeros márgenes con la educación y cuyos hechos tenían un reporte cotidiano de cada plantel educativo en aquella llamada Unidad de Seguridad Escolar. Surgió entonces la propuesta por parte de autoridades educativas de brindar un “acorazamiento” a cada plantel mediante el apoyo de padres de familia, pero que no eludieron argumentos políticos, primero para proyección y después para trompicón.       

Claridades. – Fue entonces que la maestra Luz Angélica Alemán Valerio elaboró un proyecto denominado “Mochila Transparente”, el que pasó por cientos de manos, se le dio la aprobación hasta llegar a los escritorios de trabajo de la Secretaría de Educación en el Estado. La propuesta que dio cierto respiro a padres de familia arribó al Congreso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y se brindó todo el impulso. Comenzó a trascender  el proyecto de una maestra neolaredense.        

Claro que sí. – La “Mochila Transparente” tuvo el reconocimiento del Gobierno Municipal en turno, del titular del Centro Regional de Desarrollo Educativo, (CREDE), Aurelio Uvalle Gallardo y del entonces candidato del PRI, Carlos Montiel Saeb, quien convencido del éxito del proyecto, puso en práctica la idea y hasta manufacturó un buen número de estos innovadores porta-útiles para integrarlos a su programa por la educación. No llegó a la alcaldía Montiel y quedó trunca la Mochila Transparente.

Claroscuro. – En el ir y venir, con más éxito que oposición, sorprendió la súbita intervención de la Comisión de Derechos Humanos, quien tajante se opuso a la práctica de la “Mochila Transparente” entre los alumnos en las escuelas, por contravenir a los conceptos que promovía por la ciudadanía y particularmente los derechos de los escolapios. El proyecto bien conceptuado y reconocido comenzó a desmorona y se fue perdiendo en el desdén por ser –según– un atentado a los derechos humanos.

Claro que no. – Nuevo Laredo no es desconocido en propuestas de gran valor para la ciudad, algunas incluso han sido aprobada a nivel nacional, como sería el caso del Programa Ganadero (Progan), confeccionado por los socios de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero, aprobado y puesto en práctica por el entonces presidente Vicente Fox. Progan recién fue retirado y consistía en otorgar apoyos económicos a productores por cada cabeza de ganado, mediante un esquema fiscalizado.

Aclarando. – El Programa de Reservas Territoriales, el que cuenta con un reconocimiento nacional por ser el mejor programa social, es originario de Nuevo Laredo y fue implementado en la segunda administración de Horacio Garza Garza. El programa original de Reservas Territoriales data de 1998 y fue creado con el fin de abatir a los “coyotes” mediante el ofrecimiento exclusivo de terrenos a precios accesibles y bajos pagos para recuperar la inversión. Sólo que en las siguientes administraciones fue contaminado severamente, hasta enfrentar descapitalización por adicionársele construcción de vivienda. Todo esto, pese a ser un modelo nacional.

Sabía usted que. – En los años 90’s, la sincronización de los semáforos fue una innovadora aportación de estudiantes del Instituto Tecnológico de Nuevo Laredo, quienes seguidamente participaban en mesas de trabajo del Gobierno Municipal para ofrecer proyectos de beneficio a la comunidad. La propuesta sincronía de las señales de control de tráfico, los que posteriormente llamaría semáforos inteligentes, tuvo inmediata aprobación y reconocimiento de la autoridad de gobierno en turno, pero jamás se le dijo quiénes eran los autores y menos se les hizo reconocimiento alguno a los jóvenes.