SE SOLIDARIZA CON FAMILIA QUE PERDIÓ SU PATRIMONIO

Después de que una familia de la zona rural perdiera todo su patrimonio a consecuencia de un siniestro que ocasionó que la vivienda acabará en cenizas, el presidente del Comité Municipal Campesino de la CNC, José Enríquez Reyes, mostró su solidaridad con los hermanos en desgracia del ejido el Plátano de este municipio.

 

Gerardo Meza / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- Después de que una familia de la zona rural perdiera todo su patrimonio a consecuencia de un siniestro que ocasionó que la vivienda acabará en cenizas, el presidente del Comité Municipal Campesino de la CNC, José Enríquez Reyes, mostró su solidaridad con los hermanos en desgracia del ejido el Plátano de este municipio.

“Quiero exhortar a todos los habitantes de la zona rural a que nos unamos en esta noble causa para apoyar a nuestros hermanos de la Familia Martínez del Ángel, quienes la mañana de ayer perdieron la totalidad de su patrimonio al sufrir un siniestro en su vivienda la cual quedó totalmente calcinada, por ello emprendimos está actividad con causa, a fin de ser gestores y hacerle llegar las aportaciones a esta familia que está pasando por momentos de angustia, por ello los invito a unirnos para ayudar a esta familia”, señaló Enríquez Reyes

El dirigente campesino de la  CNC, reiteró está mensaje es para que la gente se solidarice con la familia Martínez. Del Angel del ejido El Plátano ya que, este miércoles 10 de octubre, sufrieron una desgracia al incendiarse su humilde vivienda, los afectados son el señor Eleazar Martínez  Maya y su esposa Ada Alberta Del Ángel Cortéz y su niña Ada Keyla Martínez Del Ángel, quienes ahora se encuentran desprotegidos ante esta grave situación, así mismo están solicitando el  apoyo con lo que puedan aportar para esta familia.

Agregó el líder campesino, que en  las oficinas de la CNC, se estará concentrando un centro de acopio para recibir los apoyos  que puedan dar de corazón la gente solidaria, destacando que por su parte ellos darán su aportación correspondiente cómo comité municipal campesino; “Dios bendice al dador alegre”.