La docente y directora del JDN “Gabina Álvarez de Flores”, de la zona de preescolar número 12, del Ejido Lomas del Real, es señalada de encerrar a los niños bajo amenazas y maltrato psicológico.

 

Gerardo Meza / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- Padres y madres de familia de alumnos de preescolar, denunciaron públicamente a la directora y maestra de un plantel, por hacer actos inhumanos en contra de los pequeños, así como de causar daños psicológicos por el maltrato que recibieron los niños desde el inicio del ciclo escolar.

Ofelia Hernández Bautista y Gerardo González Sánchez, padres de familia de los pequeños afectados revelaron que son aproximadamente de 4 a 6 niños lo que fueron víctimas de la maestra Ana Alicia Aguilar Gámez, quien también hacia las funciones de directora en el Jardín de Niños, “Gabina Álvarez de Flores”, ubicado en Lomas del Real, este plantel pertenece a la zona 12 de preescolar, está maestra es señalada de maltratar a los niños así como de encerrarlos en un cuarto obscuro, cuando no se callaban, además de amenazarlos con una jeringa y a otro pequeño le tiró sus útiles escolares a la basura.

“Mi hijo estuvo yendo a clases de manera normal al inicio del ciclo escolar, sí lloraba porque era la primera vez que asistía a una escuela, a los días siguientes sí lloró pero menos, lo que después de llamó la atención que a la hora de dejarlo en el kínder, lloraba mucho y se abrazaba de mi pierna y no me soltaba porque ya no quería entrar a la escuela, al otro día platiqué con otra madre de familia y su hijo le preguntó al mio que si no conocía el cuarto obscuro, y le pregunté a mi hijo y se agarró a llorar, diciendo que la muestra Ana Alicia Aguilar Gámez los encerraba ahí como castigo porque no se callaban”, señaló la señora Ofelia Hernández.

Al enterarse de esta situación de maltrato la señora Ofelia Hernández, le reclamó a la maestra Ana Alicia Aguilar Gámez, a quién me pidió que le mostrara los salones y el mentado cuarto obscuro, dijo que no tenía la llave para abrirlo, pero el pequeño de cuatro años señaló con su dedo que ahí los encerraba la inhumana maestra.

Al agravarse está situación, los padres de familia enfurecidos empezaron a levantar firmas para solicitar la intervención de las autoridades, pero cuando los papás se movilizaron la maestra Ana Alicia Aguilar Gámez salió más astuta y dejó de asistir a dar clases y en este momento ya está otra persona que les imparte la educación de preescolar en este plantel.