ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

INTERNACIONAL.- Grace Meng, esposa de Meng Hongwei, el expresidente de la Interpol acusado de corrupción en China después de haber desaparecido en circunstancias extrañas, acusó al gobierno de aquel país de “persecución” y dijo temer por su propia seguridad.

“Creo que se trata de persecución política. No estoy segura de que esté vivo”, afirmó Meng durante una entrevista con la BBC realizada en París.

Meng Hongwei, que en teoría sigue siendo viceministro chino de la Seguridad Pública, desapareció a finales de septiembre, recuerda AFP en un cable informativo, cuando regresó a China. El 7 de octubre dimitió como presidente de la organización policial, después de que Pekín anunciara que estaba siendo investigado.

Meng es sospechoso de haber “aceptado sobornos”.

“Les digo (a mis hijos) que papá está en un largo viaje de trabajo”, refirió su esposa durante la entrevista en la que su rostro aparece en la sombra.

La mujer dijo ser víctima de amenazas y sobre su opinión de las autoridades chinas aseguró que “son crueles. Son infames”.

La Comisión Nacional de Supervisión, que investiga el caso del expresidente de la Interpol, puede mantener a sospechosos incomunicados durante seis meses, sin avisar a su familia ni darles acceso a una defensa legal.

Desde la llegada al poder de Xi Jinping, a finales de 2012, más de millón y medio de altos cargos han sido sancionados como parte de medidas anticorrupción.