Fue vinculado al narco y ahora quiere ser magistrado electoral

José Guadalupe Herrera Bustamante, funcionario con Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, hermano de quienes fueron miembros del crimen organizado, pide al Senado lo tomen en cuenta para ocupar la magistratura en Tamaulipas.

 

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

MÉXICO.- José Guadalupe Herrera Bustamante, quien fuera procurador de Justicia en Tamaulipas y magistrado del Tribunal de Justicia del Estado, investigado por la Procuraduría General de la República al detectarle en sus cuentas 22 millones de pesos producto del lavado de dinero del narcotráfico, ahora busca ocupar el cargo de magistrado electoral en esta entidad.

Durante la investigación realizada por la PGR se le vinculó al crimen organizado, así como a los exgobernadores Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, por lo que ahora solicitó a la Junta de Coordinación Política del Senado de la República su inscripción para participar en la búsqueda de dicho puesto.

De acuerdo oficio UEIDCS/8340/2011 de la SIEDO, la Unidad de Inteligencia Financiera pidió a la Secretaría de Hacienda un informe de las cuentas bancarias de Herrera Bustamante, donde se detectaron 22 millones de pesos.

Aunque el exprocurador se encuentra incluido en la alerta migratoria emitida por el Gobierno Federal contra exmandatarios tamaulipecos, argumenta contar con una buena reputación para ocupar el cargo de magistrado electoral de Tamaulipas.

A pesar de que dos hermanos de José Guadalupe Herrera Bustamante fueron vinculados por la PGR con el Cártel del Golfo, el exgobernador Egidio Torre Cantú lo propuso como magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas.

La familia de Herrera Bustamante estuvo ligada al grupo criminal, por medio de Erick y Ariel, aunque el primero fue ejecutado en McAllen, Texas en septiembre de 1990, mientras que el segundo fue considerado el autor material en el 2000 del atentado y muerte de la abogada regiomontana, Silvia Raquenel Villanueva.

Herrera Bustamante aparece en la Averiguación Previa PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 que PGR abrió contra Tomás Yarrington y Eugenio Hernández Flores.

Al exprocurador en el sexenio de Eugenio Hernández Flores y de Tomás Yarrington, fue investigado por lavado de dinero, porque en cinco años realizó depósitos financieros a sus cuentas por un más de 22 millones de pesos.

Fue el 14 de junio cuando la SIEDO giró el oficio UEIDCS/8340/2011 para pedir sus estados financieros, revelan documentos de la averiguación PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009.

El oficio 110/H/795/2011, la dirección de Formulación y Seguimiento de Denuncias de la UIF detalló que Herrera Bustamante recibió 157 depósitos por 22 millones 240 mil 679 pesos y realizó cuatro retiros por 626 mil 883 pesos en el periodo de 2003 a 2008.

Herrera Bustamante espera que el Senado de la República lo designe como magistrado electoral de Tamaulipas, pese a los antecedentes de lavado de dinero del crimen organizado y su vínculo con exmandatarios tamaulipecos bajo proceso penal.