ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

CULTURA.- Al menos ocho especies de aves se han extinguido con toda probabilidad o con seguridad en los últimos años, según un estudio de la organización Birdlife International publicado en la revista especializada Biological Conservation.

De acuerdo con la investigación, desde el año 1500 han desaparecido unas 187 especies de pájaros en todo el mundo debido, entre otros, a la introducción de especies extranjeras, la caza, así como la deforestación. Se cree que la fecha de extinción de las ocho especies se sitúa entre 1944, cuando despareció la avefría javanesa, y 2011, cuando lo hizo el Ticotico de Alagoas. Cinco de las ocho especies proceden de Sudamérica, donde las selvas tropicales se han reducido notablemente.

Cuatro de las especies desaparecidas eran de Brasil.

Entre ellas está el guacamayo de Spix, un ave de la familia de los loros que sólo existía en Brasil y que se hizo famosa por la película de animación Río, que trata precisamente sobre los últimos pájaros de esta especie. Algunos ejemplares, que tienen un plumaje azul, todavía viven en cautividad. La última vez que la organización observó un guacamayo de Spix en libertad fue a finales del año 2000.

Una de las especies que probablemente esté extinguida por completo según los expertos es el ticotico críptico, que sólo existía en dos selvas tropicales en el noreste de Brasil. Después de que estas zonas fueran taladas para crear plantaciones de azúcar de caña y pastos, los últimos pájaros desaparecieron, según Birdlife, y no se han vuelto a observar desde hace 11 años.

También se considera extinguido con toda probabilidad un pequeño búho de Brasil. Desde 2002 no hay rastro del mochuelo pernambucano, señala el estudio. Este ave de apenas 15 centímetros se alimentaba de insectos y sólo fue visto en pocas ocasiones en una pequeña zona del estado de Pernambuco. Los expertos creen que la caza y la deforestación provocaron su extinción.

“Desde un punto de vista histórico, el 90 por ciento de todas las especies de aves extinguidas (desde 1500) eran pequeñas poblaciones en islas apartadas”, dijo Stuart Butchart de Birdlife International, responsable del estudio junto a otros compañeros.

Actualmente están afectados grandes biotopos en continentes por la actuación del hombre, debido a la agricultura, la desecación de superficies y la deforestación, indicaron.