RECONOCE DELEGADO EN TAMAULIPAS

Este nosocomio no está apto para atender a pacientes en consultorios, quirófano, así como las diversas áreas hospitalarias. Viola la normatividad de la Norma Oficial Mexicana.

MARIO RIVERA / LA RED DE ALTAMIRA

MANTE.- Después de airadas protestas de parte de la derechohabiencia y los trabajadores de la clínica hospital del ISSSTE 24-D Mante, está mañana realizó una visita el delegado en Tamaulipas de esta institución de salud, el Dr. Eduardo Martínez Bermea, quien en su recorrido constató las deprimentes e inoperables instalaciones de la clínica hospital D-24 Mante, donde pudo atestiguar que este nosocomio no cuenta con la Norma Oficial Mexicana para operar como una institución de salud, debido a que carece de infraestructura hospitalaria y de consulta médica, que no avala la NOM, que es el organismo que regula los estándares de calidad para los hospitales.

“A mí llegada me apoye en el director del hospital, pero en todo el recorrido constaté que esta clínica hospital D-24 Mante, no cumple con los estándares de calidad en infraestructura hospitalaria de la Norma Oficial Mexicana debido a que ni los consultorios, ni el quirófano, ni otras áreas cumplen con la normatividad que rige a un hospital, para éste caso ya viene un equipo de técnicos de la Ciudad de México que valorarán ésta situación de la clínica hospital D-24 Mante, de tal manera que a mi llegada también me encontré que no hay agua, no hay energía eléctrica, no hay sistema de aire acondicionado, condiciones que no permiten el funcionamiento de este hospital del ISSSTE”, señaló el delegado estatal.

Cabe señalar que cuando el delgado estatal del ISSSTE llegó a la 24-D, estaba un infierno de más de 40 grados de temperatura, con los derechohabientes bañados en sudor, el personal laborando en condiciones infrahumanas, así como unos olores putrefactos que emanaban de los sanitarios de este nosocomio, debido a que no había agua en todo el edificio por qué la bomba se encontraba averiada.

Así las cosas en esta clínica hospital D-24 ISSSTE de Mante, donde a decir verdad, la culpa la tiene el irresponsable director, quien es la autoridad competente en turno, quien tiene la obligación y el compromiso de notificar a sus superiores  de las deficiencias que existen en este nosocomio, pero éste director, solo se dedica a grillar y acosar laboralmente a los trabajadores, en lugar de enfrentar la responsabilidad y darle solución a esta problemática que tiene muchos años y que además está clínica tiene un departamento de administración, en donde el delegado debe de hacer una auditoría por los recursos del erario que se manejan en esta institución y dónde al parecer el dinero se destina para otras cuestiones y no para brindar calidad en el cuidado y la salud de los pacientes.