ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Con ráfagas de viento de más 40 kilómetros hora llegó, este viernes, a Nuevo Laredo el anunciado frente frío número 4 de la temporada, lo que obligó a los residentes a sacar del clóset las chamaras y suéteres.

La temperatura descendió a hasta 13 grados centígrados.

En algunas colonias hubo “apagones” pero el servicio eléctrico se restableció.

También se reportó la caída de cables de telefonía fija y de la Comisión federal de Electricidad.

La Comisión Municipal de Protección Civil y Bomberos no reportó incidente mayores.

Según el Servicio Meteorológico Nacional de CONAGUA el frío se mantendrá durante el sábado y a ascenderá el domingo hasta los 28 grados centígrados.