Participó en el asesinato del periodista Carlos Domínguez, el pasado 13 de enero del 2018

Fue el juez tercero de distrito con residencia en Nuevo Laredo, Tamaulipas, quien le negó un   amparo a Jorge Alfredo Cantú García (a) El Rorro, tío del exalcalde Carlos Canturosas Villarreal, quien solicitó el 9 de abril de 2018 la protección de la justicia federal, contra la resolución del juez de Control de la Cuarta Región Judicial del Estado que dictaminó vincularlo a proceso e imponerle prisión preventiva.

 

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Niegan amparo a Jorge Alfredo Cantú García (a) El Rorro, acusado de haber participado en el asesinato con premeditación, alevosía y ventaja contra el periodista Carlos Domínguez, suscitado el pasado 13 de enero del 2018.

Fue el juez tercero de distrito con residencia en Nuevo Laredo, Tamaulipas, quien le negó un   amparo a Jorge Alfredo Cantú García (a) El Rorro, tío del exalcalde Carlos Canturosas Villarreal, quien solicitó el 9 de abril de 2018 la protección de la justicia federal, contra la resolución del juez de Control de la Cuarta Región Judicial del Estado que dictaminó vincularlo a proceso e imponerle prisión preventiva.

El juez federal resolvió de manera negativa a Cantú García “El Rorro” por considerar que el Juez de   Control de Tamaulipas, siguió los procedimientos correctos y aportó las pruebas y argumentos suficientes para demostrar su responsabilidad en los hechos donde le quitaron la vida al periodista asesinado a puñaladas en Nuevo Laredo.

Según las investigaciones y las pruebas aportadas, Jorge Alfredo Cantú García, fue autor directo y doloso, al ordenar la ejecución del homicidio.

Fue detenido por su participación en estos hechos el pasado mes de marzo de 2018.

De acuerdo al documento de amparo, Carlos Domínguez, semanas antes de que lo privaran de la vida, había recibido amenaza de muerte por haber referido en notas al exalcalde Canturosas Villarreal y a su tío Jorge Alfredo Cantú alias “El Rorro”.

El conducto de advertencia de muerte, según testigos de los hechos, se dio por parte de uno de los   periodistas  detenidos quien había hecho ir a Carlos Domínguez el día del homicidio al “Café Arturo” en la misma ciudad fronteriza, sitio donde inició el plan para quitarle le vida al periodista.