Erik Huerta / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- Una centena de familias protestaron en las afueras del palacio del Segundo Distrito Judicial, exigiendo no ser desalojados de un terreno en el que viven hace poco más de 11 años y aseguran que lo adquirieron legalmente.

Se trata de habitantes de la colonia Eugenio Hernández Flores, ubicada en el sector Monte Alto, y refieren que, quien les vendió los lotes en 15 y hasta 30 mil pesos, ahora pretende desalojarlos pese a que ya cuentan con servicios de electrificación, agua y hasta con credenciales de elector en donde se establecen los domicilios.

José Luis Villagómez, uno de los quejosos, dijo que se trata de Guillermo Cedillo quien intenta desalojarlos del predio que les vendió hace once años.

Refirió que son 539 lotes con igual número de familias asentadas, mismas que ahora corren el riesgo de ser desalojadas ante el dictamen que pudiera dar la autoridad judicial.

Ante ello, refieren que van a defender a palos y piedras los bienes inmuebles, que refieren les pertenecen, pues existió una compra-venta de cada uno de los terrenos.

Dijo que Cedillo intenta recuperar el terreno que les vendió a cada uno de los 539 lotes en donde ahora ya tienen cimentadas sus viviendas.

Refieren que procedieron a un amparo a fin de que no los desalojen, y en caso de que éste salga negativo para ellos se irían a una revisión hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Aquí estamos solicitando la intervención del Gobierno Federal, en conjunto con el Gobierno del Estado, ya que pretenden desalojarnos. Ya tenemos vivienda en situación pacífica y posesión”.

Refieren que hay casas de madera, pero también de material y cuentan con sus calles trazadas y los servicios básicos.

Pese a que tienen 11 años ocupando el terreno de 12 hectáreas, ninguno cuenta con documentos de posesión, pues refieren que quien les vendió les pidió los pagarés para tramitar las cartas de posesión.

Sin embargo, Guillermo Cedillo ya había escriturado el terreno como una parcela ejidal ante el Tribunal Agrario. “Fuimos víctimas de un fraude porque, cuando exigimos la carta, nos dijeron que no se podía porque había un juicio en el Tribunal Unitario Agrario en el Distrito 43, en donde le dio la razón (a Cedillo) como dueño, pero también nos da a nosotros la razón como posesionarios”.

Señalaron que no van a doblegarse, pues se trata del patrimonio de cientos de familias y que, además, aseguran están en la legalidad de poseer los lotes.