Arturo Rosas H. / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- El Partido de la Revolución Democrática -PRD- iniciará una ‘cruzada’ para organizarse hacia el interior y definir programas como la afiliación y el refrendo donde será apoyado por el INE.

Un convenio firmado con el Instituto Nacional Electoral, permitirá a los directivos del PRD en Tamaulipas utilizar una aplicación en sus teléfonos celulares para poder afiliar y refrenar a los militantes que busquen estar en el padrón de este partido.

De entrada se espera que en Tamaulipas logre tener un padrón actualizado con 10 mil militantes. Hasta hace dos años, en el Estado había 70 mil militantes de este instituto político.

A nivel nacional se busca que se registren a 240 personas, aunque en los años de mayor empuje perredista tuvo más de un millón de militantes.

Aunado a lo anterior, la agenda de reorganización al interior del PRD contempla abrir un proceso para discutir al interior del partido los planes y proyectos que logren mantener a este instituto vigente en la vida política del país.

En Tamaulipas, el PRD no tiene registro pero al ser partido nacional le permite tener una representación ante el Consejo General del IETAM, aunque no le autorizan prerrogativas.

Con el resultado del pasado 2 de junio, el PRD transita por el cuarto año consecutivo sin prerrogativas.

Visto desde el PRD, el proceso electoral tuvo como el mayor ingrediente un 70% de abstencionismo, algo muy diferente si se compara con la participación que se registró el 1 de julio del 2018 en las elecciones federales y de ayuntamiento que hubo en Tamaulipas.

“Quienes jugaron en esta elección fueron las estructuras del dinero y las organizaciones políticas, es decir, el PAN y MORENA, que tuvieron esos ingredientes para sobre salir en las elecciones”, exponen Armando Estrada Cantú y Elpidio Tovar de la Cruz.

Esa polarización política que se presentó, provocó la caída del PRI y mantuvo al PRD como al resto de los partidos con una muy baja votación.

Los números del PRD, muestran que a pesar de ganar el PAN, perdió 270 mil votos comparado con la elección de diputados del 2016, MORENA perdió 150 mil votos y el PRI más de 100 mil sufragios.

Sin pasar por alto que de un millón 664 mil ciudadanos del listado nominal solo votaron poco más de 886 mil electores.