ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

CD MANTE.- El Obispo de la Diócesis de Tampico, José Armando Álvarez Cano, reconoció que el estado de Tamaulipas ha estado trabajando en los últimos años, para lograr una baja considerable en los índices de delincuencia y violencia, tanto en carretera como en la ciudad.

“Me alegra saber que esta región poco a poco ha ido bajando los índices de violencia” dijo el representante de la iglesia católica en el sur de Tamaulipas, procedente del estado de Michoacán.

José Armando Álvarez Cano, expresó su reconocimiento a las autoridades del estado, por seguir trabajando en disminuir los índices de inseguridad, sin embargo apuntó que; “la recuperación de la paz, será un camino largo y de mucha paciencia”.

Mencionó que al cumplir una semana de vivir en esta parte de la república, ha podido transitar por las carreteras sin preocupación de algún evento delictivo. Subrayó que no cuenta con seguridad privada y que ha sido muy satisfactorio el encontrarse en el camino, diferente operativo de seguridad pública y militares que le permiten mayor confianza a los paseantes.