ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Una posible reforma electoral en Tamaulipas estará en manos de la próxima legislatura, reconocieron los diputados del PRI y Acción Nacional.

Los legisladores coincidieron en que, una vez iniciado el proceso electoral en Tamaulipas, hace imposible una reforma porque esta debe hacerse un año antes de que se celebren las elecciones.

De tal suerte, señalan los coordinadores de la fracción, Glafiro Salinas Mendiola (PAN) y Alejandro Etienne Llano (PRI), la decisión de ver una posible reforma recaerá en manos de los diputados de la LXIV Legislatura.

El junio del 2019 Tamaulipas tendrá elecciones para renovar el Poder Legislativo, quienes entrarán en funciones el primero de octubre y será una legislatura de dos años.

“La reforma electoral es una asignatura permanente, no es una asignatura que quede agotada con un proceso y obliga a que se vayan depurando y mejorando los procedimientos electorales para tener mayor certeza y seguridad en el resultado para que la voluntad ciudadana sea respetada”.

Alejandro Etienne Llano, coordinador de la fracción del PRI, recordó que en este momento no se podría entrar en algo que afecte el proceso del 2019.

Posiblemente, añadió, se podría dar alguna reforma en donde no esté en juego o incida en el mismo proceso, se podrá considerar.

Uno de los temas que se podrían abordar en la próxima reforma electoral en Tamaulipas, es la representación proporcional para la asignación de regidores en los ayuntamientos y diputados.

“A nivel nacional está en el tres por ciento, nosotros estuvimos viendo que tener un porcentaje más bajo, significaba una mayor representación más plural”.

Para la asignación de regidores plurinominales se requiere el 1.5% de los votos obtenidos y en el caso de diputados el 3%, lo mismo que para mantener el registro de los partidos locales.