ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Resistencia a conocer el manejo financiero y de los gastos en obras públicas, vulnerables en materia de seguridad, necesidades sobre la infraestructura social y la posibilidad de adquirir créditos para arrancar sus administraciones, forman parte de lo que se están encontrando los alcaldes electos al iniciar la etapa de transición.

Los alcaldes de Valle Hermoso, Río Bravo, Miguel Alemán, Victoria, entre otros, señalan que en algunas áreas hay resistencia para tener información, pero además, observan desde el exterior, necesidades en materia de infraestructura urbana, modernización en obras sociales y en materia de seguridad que requieren sus ciudades.

Hay lugares como Valle Hermoso donde no hay Tránsito y está habilitado un solo perito para atender los aspectos de accidentes viales, pero no hay agentes afuera de las escuelas o en las principales vialidades.

En esta misma ciudad, el alcalde en turno no ha querido abrir ni las puertas para iniciar el proceso de transición, revela el alcalde electo Jesús Gerardo Aldape Ballesteros.

“No nos han entregado ninguna información, ya nos presentamos, hicimos un comité de siete personas pero no nos han dado información.

Esto va a ser una práctica y ojalá que no suceda, pero nos estarán dando la información a finales de mes y no te den oportunidad verificar”.

Reconoce que en materia de seguridad hay necesidades, pero en el caso de Valle Hermoso, no conviene aterrizar el regreso de la Policía Municipal porque el ayuntamiento uno tiene la capacidad para sostenerla.

“Es una propuesta muy sensata, pero es para una Policía Auxiliar para los municipios grandes y actúen con responsabilidad compartida entre el Estado y municipios pero no se puede aplicar en Valle Hermoso”.

Antes de la reunión con funcionarios de las Auditoría Superior del Estado, el alcalde electo de Ciudad Victoria  Xicoténcatl González Uresti y Carlos Rafael Ulibarri López de Río Bravo, sostuvieron una reunión privada con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Glafiro Salinas.

Trascendió que en esa reunión, se expuso sobre la mesa la preocupación de no llegar a tener toda la información en el proceso de Entrega-Recepción porque no quieren tener responsabilidades al revisar la cuenta pública del 2018, cuando llegue el momento de hacerlo.

Uno de los compromisos es que tanto en Río Bravo como en el caso de Victoria, se revisará en su momento con puntualidad, el documento de entrega recepción en octubre y la cuenta del 2018.

Ulibarrí alcalde electo de Río Bravo, reconoció que hay “resistencia” por parte del alcalde Juan Diego Guajardo para hacer una entrega con mayor transparencia.

Aclaró que no buscar prejuzgar desde este momento, pero es necesario que se abran las cuentas y el manejo que se tiene en materia de infraestructura.

“Vemos un municipio muy pobre en cuestión calle, iluminación, no se le ha puesto la mano al tejido social, al turismo, a la educación y el arte, tenemos todo en contra y en lo que debemos de trabajar”.

Servando López Moreno, alcalde electo del municipio de Miguel Alemán, reconoció de entrada que, al iniciar su gestión se encontrará con la necesidad de realizar mayor inversión, generación de empleo y “el reto de todos los municipios de la frontera, la seguridad, donde se requiere toda la atención y con ello la bandera principal del gobernador que es la recuperación del tejido social”.

En el caso de Miguel Alemán, el proceso de Entrega-Recepción no se ha puesto en marcha y anunció que después del 15 de septiembre se pueda iniciar este proceso.

“Espero que no haya deuda pública, que esté todo en orden y poder iniciar la administración para poder cumplir a la ciudadanía”.