Porque se va a convertir en la entidad federativa a ubicarse en el primer lugar nacional

La integración del nuevo sistema de valor económico de la industria energética, incluyendo la participación privada en la exploración y producción de hidrocarburos, se ha iniciado con la licitación de contratos de producción de petróleo y gas natural en yacimientos convencionales y no convencionales, así como los que se encuentran en aguas profundas, ultraprofundas y yacimientos transfronterizos del Golfo de México.

 

Salvador Aquino Rdz. / LA RED DE ALTAMIRA

REYNOSA.- La implementación de todos los reglamentos de las Leyes Secundarias de la Reforma Energética en la próxima administración pública federal 2018-2024, incluyendo el adecuado funcionamiento y operación de los siguientes órganos de control y supervisión: Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), Centro Nacional de Control de Gas Natural (CENAGAS) y la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (ASEA), exige superar el primer reto energético en nuestro país y particularmente en Tamaulipas que habrá de convertirse en la entidad federativa a ubicarse en el primer lugar nacional.

Los inversionistas nacionales y extranjeros que han decidido participar en las licitaciones públicas internacionales del sector energético del país, cuentan con la instrumentación jurídica y reglamentaria bajos los principios económicos de libre competencia, equidad y eficiencia de los mercados, así lo informo el economista Alberto González Karam.

Las condiciones se encuentran en una nueva etapa para aprovechar las capacidades tecnológicas y financieras del sector privado, necesarias para aumentar la producción, transformación y distribución nacional de energéticos de manera transparente, eficiente, competitiva y sustentable.

La integración del nuevo sistema de valor económico de la industria energética, incluyendo la participación privada en la exploración y producción de hidrocarburos, se ha iniciado con la licitación de contratos de producción de petróleo y gas natural en yacimientos convencionales y no convencionales, así como los que se encuentran en aguas profundas, ultraprofundas y yacimientos transfronterizos del Golfo de México.

En la integración se incluye la participación privada en el aprovechamiento del gas y petróleo, lo que permitirá reactivar la industria petroquímica y la refinación, así como impulsar el desarrollo del transporte y la comercialización de petrolíferos, indico el economista Alberto González Karam.

El nuevo sistema de valor económico habrá de crear un mercado eléctrico mayorista, en el que empresas públicas y privadas podrán ofrecer y comercializar la energía que generen, mediante la participación de los particulares en la generación de electricidad a partir de fuentes de energía limpia de tipo solar, eólica y geotérmica.

La rectoría del Estado continúa en los procesos de exploración, extracción, refinación, petroquímica, transporte, almacenamiento de hidrocarburos y en las actividades del sector eléctrico, cuyo reto inmediato consiste en incorporar al nuevo sistema de valor económico del sector energético a las micro, pequeñas y medianas empresas constructoras, proveedoras y prestadoras de servicios del país, a fin de generar una mayor cantidad de empleo y mejor remunerados que permitan contribuir con la reducción de la pobreza, abatir la migración y ampliar los niveles de vida y bienestar social de la mayoría de la población.