Por Primitivo López

  • * Menos dinero para INE, OPLES y partidos
  • * Bloqueo a Reforma Electoral

El clima se seguridad que se vive actualmente en Nuevo Laredo está trayendo buenos dividendos, en lo que se refiere a in versión privada y comercial.

Desde hace unos meses se registró un boom en el sector restaurantero, a tal grado que hay más de 265 establecimientos con todo tipo de comida y al alcance de todos los bolsillos.

Pero también se ha detectado un nuevo fenómeno económico el surgimiento de mini-plazas comerciales.

Y son de diversos giros comerciales.

Consultamos con el Secretario de Desarrollo Económico, Javier Solís Morales, quien efectivamente nos confirma el tipo de nuevos comercios.

De entrada, son fuentes de empleo.

Además, ofertan productos tan variados, como, por ejemplo, productos orgánicos, estéticas, estudios fotográficos, etc., etc.

A esto hay que agregarle que una nueva tienda o supermercado construirá su séptima sucursal.

Nos dice Solís Morales que el corporativo de la cadena nacional ya halló un terreno adecuado para la construcción de esta nueva tienda que se ubicará en el sector poniente de la ciudad.

Resultarán beneficiados los habitantes de las colonias Blanca Navidad, 150 Aniversario, Villas de San Miguel, Insurgentes, Lomas del Rosario, 1 de Mayo, entre otras.

Por cierto, en ese sector de ubica la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo.

Pero además hay otras dos solicitudes de corporativos.

Entonces “viento en popa” la consolidación comercial de Nuevo Laredo.

BAJAR 75% GASTO.- La bancada de Morena en la Cámara de Diputados impulsa una nueva reforma del Estado que reduzca en 15 mil millones de pesos los costos anuales para la estructura y organización de elecciones, con lo cual éstos pasarían de 20 mil millones de pesos a cinco mil millones, mediante la desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (Oples), el recorte de prerrogativas en 50 por ciento a partidos políticos federales y locales y la reconformación del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) de 11 a siete consejeros.

El coordinador del partido en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, y su compañera de bancada Tatiana Clouthier, argumentaron en sendas iniciativas que en los últimos 20 años, México ha multiplicado por 10 las prerrogativas a las fuerzas políticas, ya que pasaron de 386 millones de pesos en 1997 a tres mil 941 millones en 2017.

El diputado César Agustín Hernández destacó que en la iniciativa que presentó expuso que “los consejeros del INE se encuentran entre los tres (países) que tienen el periodo más largo en el cargo, sólo por debajo de Panamá y Chile”.

Sergio Gutiérrez Luna, coordinador del grupo de trabajo para la reforma del Estado y Electoral en la Cámara de Diputados, aseguró que a finales de agosto este recinto contará con un proyecto consensuado para aprobarlo a partir de septiembre próximo y organizar los comicios federales y concurrentes de 2021 con otra estructura electoral. Sobre los tribunales electorales, no consideró cambios de fondo.

BLOQUEAR REFORMA.- Los grupos parlamentarios de oposición en la Cámara de Diputados analizan formar un bloque opositor a la reforma electoral y del Estado que propondrá la fracción de Morena.

Los coordinadores del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) reunieron en un documento-del cual El Universal posee una copia- siete propuestas intransitables que Morena plantea en las iniciativas que darán vida a la reforma electoral.

En los puntos que la oposición no acompañará se encuentra la eliminación de los Organismos Públicos Electorales Locales (OPL), propuesta del diputado Sergio Gutiérrez Luna (Morena), ya que, expusieron, “existe una gama de competencias que, de desaparecer éstos (los OPL), harían más complejo y costoso organizar los procesos electorales”.

Una más es la sugerencia de Tatiana Clouthier (Morena) para reducir a la mitad las prerrogativas que reciben los partidos políticos.

El consejero electoral Ciro Murayama ve una situación de alerta ante la reforma electoral que impulsa Morena y algunos de sus aliados en el Congreso, puesto que la idea de ahorrar a costa de construir el sistema implica un retroceso de 30 años.

En entrevista con El Universal, Murayama asegura que a México “le faltan derechos sociales y económicos, pero los derechos políticos ya los tenemos, sería un error perderlos por un recorte.

Esta es una inversión en ciudadanía, quien diga que es más importante ahorrar que garantizar derechos es un economicista ultra neoliberal”.

Ahorrar despidiendo a los trabajadores permanentes imparciales del INE es retroceder más de 30 años, es volver a las épocas de la Comisión Federal Electoral (CFE) de Gobernación.

Habría empleados eventuales cuyo trabajo se va a acabar apenas termine la elección, y si tienen que buscar trabajo lo harán con quienes tengan posibilidad de repartir cargos.  …Y PUNTO.