Con el agua no se regatea

Agricultores inconformes con trasvase hídrico

Deben ser de 360 a 380 millones de metros cúbicos, los cuales se debieran trasvasar a Tamaulipas, de conformidad con los términos del convenio, sin embargo únicamente se estarán enviado 200 millones de metros cúbicos.

Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- Productores agrícolas del distrito de riego 026 no se mostraron satisfechos con el acuerdo de trasvasar a la presa Marte R. Gómez únicamente 200 millones de metros cúbicos, ya que no se respetan los términos del convenio de 1996.

Agustín Hernández Cardona, presidente de la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas, insistió en que pese a la disponibilidad de agua en las presas de Nuevo León para atender las necesidades de abasto de agua en Monterrey y la zona metropolitana a los agricultores, se les regatea el agua.

Insistió en que deben ser de 360 a 380 millones de metros cúbicos, los cuales se debieran trasvasar a Tamaulipas, de conformidad con los términos del convenio, sin embargo únicamente se estarán enviado 200 millones de metros cúbicos.

Hizo hincapié en que no basta con que la Comisión Nacional del Agua cumpla con él envió de tal volumen de agua, es necesario que se lleven a cabo las obras hidráulicas contempladas dentro del convenio como es la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, los canales de conducción y demás para su envío a Tamaulipas.

Reiteró que los productores agrícolas no están conformes con el acuerdo reciente pues no se respeta el convenio de 1996 el cual se debe cumplir y no violar. “El hecho de que no se esté cumpliendo cabalmente con el convenio no estamos de acuerdo”, insistió.

Recalcó que no se ha construido el emisor de aguas tratadas contemplado en el convenio de 1996. Si ya se hubiese cumplido de alguna manera se estaría regresando el agua tratada y los agricultores podrían continuar con sus siembras sin problemas, pero no se hizo.

Y el otro compromiso no cumplido es el envío del agua a la presa Marte R. Gómez.

Insistió en que el reciente acuerdo sienta un mal precedente para los usuarios de los distritos de riego pues esta medida se las continuarán aplicando hasta quitarles por completo el agua.

“Lo único favorable es que ya conocen la disponibilidad de agua y con ello podrán decidir sus planes de siembra para el próximo ciclo agrícola”, comentó.

Señaló que se encontraban en la incertidumbre de cuánta agua podrían disponer para poder trazar sus programas de siembra definiendo cultivos y superficie ya que deben comprar semilla, fertilizante, preparar tierra y demás encareciéndose los costos de los insumos en la medida en que se aproximan las fechas de siembra.

Hernández Cardona, comentó que por ahora los 200 millones de metros cúbicos sí son suficientes para poder efectuar los cuatro riegos requeridos para las siembras, ya que se registraron precipitaciones pluviales las cuales permitieron la recuperación de los niveles de las presas de la zona norte de la entidad.