La invitación del papa de Ruby  se convirtió en un “Fiestón”

La invitación del papa de Ruby se convirtió en un “Fiestón”

Especial / LA RED

 

Muere jinete durante carrera de caballos en sus quince años

NACIONAL.-La glamurosa celebración de Rubí Ibarra, la quinceañera más famosa de México, se vio empañada el lunes por la muerte de una de las personas que participaba en la carrera de caballos que había organizado el padre de la adolescente como parte de los festejos. El video con el lamentable deceso se publicó en Youtube 

 

Félix Peña, dueño de uno de los caballos que participó en la carrera por 10 mil pesos (500 dólares), cayó del animal, fue arrollado por este y perdió la vida. Un video publicado por el portal Hora Cero en Youtube muestra el momento del accidente y cómo es auxiliado de manera infructuosa.

La tradicional fiesta que enloquece a las adolescentes mexicanas convertidas en princesas por un día, y en la que las familias suelen gastar muchas veces hasta lo que no tienen, se convirtió el lunes para esta hija de rancheros en un fenómeno viral al que millones de personas respondieron en las redes sociales y que atrajo a cientos de curiosos y periodistas que retransmitían el evento al mundo entero.

Todo comenzó con un video subido a YouTube a comienzos de diciembre.

“Habrá una chiva [carrera de caballos], que creo que es de 10.000 pesos el primer lugar, y ya los otros dos, por allí nos acomodamos”, decía Crescencio Ibarra, el padre de Rubí, con orgullo. “Quedan todos cordialmente invitados”.

Tal vez fue la brillante diadema de la niña y su vestido de imitación leopardo, o el sombrero de vaquero de su papá y su descripción vacilante de “la chiva”, una bolsa de 10.000 pesos (500 dólares) para el primer lugar en la carrera de caballos que coronaría la fiesta. Sea como fuere el video se hizo viral en YouTube y Facebook y desencadenó un gran operativo logístico, mediático y de seguridad en varios puntos en torno a la comunidad de La Joya, donde era la fiesta, en el estado de San Luis Potosí.

Solo unas 300 personas habían acudido a la cita por la mañana, cuando tuvo lugar la misa. Había rancheros del lugar, curiosos hasta de Luisiana, Estados Unidos, que estaban de vacaciones en México o motociclistas que llegaron de Ciudad de México en sus Harley-Davidson “a pasear” mientras las televisoras —incluso las internacionales— buscaban a los artífices del gran pastel o entrevistaban al maquillador o al coreógrafo de la quinceañera para no perderse un detalle del festejo que durante varias semanas dio lugar a “memes” irónicos, promociones especiales de empresas grandes y pequeñas —incluidas algunas falsas— y felicitaciones de famosos y políticos.

“Bienvenidos a mi fiesta de XV años”, decía un gigantesco cartel con la foto de la niña en la explanada donde se habían instalado carpas, mesas decoradas en rosa, fucsia y blanco, junto a casetas de baños públicos, instalados para la ocasión. Las vías de acceso a la comunidad, una zona de rancherías y donde también hay una destilería de mezcal, se llenaron de coches y autobuses mientras la policía estatal se encargaba de las labores de seguridad y la Cruz Roja o Protección Civil estaban en alerta ante cualquier incidente.

15750311_10212147906080059_1036955728_n 15731574_10212147906200062_2012319575_n 15782142_10212147905840053_1109209478_n  15782031_10212147905920055_924161798_n 15749589_10212147905880054_797961142_n 15750324_10212147906040058_384552618_n 15750110_10212147906160061_1923017618_n .