LIBRE ALBEDRIO – El PRI y sus tiradores al senado

LIBRE ALBEDRIO – El PRI y sus tiradores al senado

Agustín García

  • Surgen nombres de quienes quieren sacrificarse por una curul
  • PRI solicita reducir 100 el número de diputados federales y 32 senadores de representación proporcional.
  • Los juegos de poder y la medición de fuerza en Nuevo Laredo.

Poco a poco, van sacando la cabeza los tiradores a sacrificarse por el PRI, mediante una curul en el Senado de la República y en la Cámara de Diputados, más no para sacar “al buey de la barranca”, luego de la estrepitosa derrota del 5 de junio, que dio paso a la Alternancia Política en Tamaulipas.

Luego de que Ramiro Ramos Salinas, expresidente del Comité Municipal, exdirigente estatal tricolor y exdiputado se “autodestapó” para buscar una posición en el Senado de la República, lo que era un secreto a voces, corrió como la fuerza del agua durante una tormenta.

Porque a nadie engañaban los falsos redentores, que de manera insistente perseguían una posición política importante, para fortalecer sus aspiraciones, hasta que Enrique Ochoa, a su vez, presidente del Comité Ejecutivo Nacional tricolor, incorporó al neolaredense como Subsecretario de Operación Política, que le inspiró la confianza a Ramiro, para lanzarse al ruedo.

Más no dijo si buscaría la nominación para ser candidato de mayoría relativa, o se guarnecerá bajo el manto noble de las primeras posiciones en la listas plurinominales, en donde se obtienen esas representaciones, sin sudar ni acongojarse.

Aun cuando no lo dicen, pero su corazón late aprisa por esa posición, están en plan de alerta para que no les coman el mandado, personajes como los diputados, Edgardo Melhem Salinas; Alejandro Guevara Cobos, Enrique Cárdenas del Avellano y hasta el exgobernador Eugenio Hernández Flores, pese a todas las piedras que están en el camino, le apuesta a operar con su grupo las próximas elecciones.

PRI solicita reducir 100 el número de diputados federales y 32 senadores de representación proporcional.

Suena harto interesante la propuesta que está realizando el Partido Revolucionario Institucional, para reducir la número de posiciones, tanto en el Senado como en la Cámara de Senadores, en dónde quienes llegaban por la vía plurinominal, eran los que mandaban galleta, relegando a quienes se la sudaron en exhaustivas campañas, para que lleguen los gandallas de siempre a seguir medrando con los dineros públicos.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero México es uno de los países con más legisladores a nivel internacional, con un total de 628, que son las suma de 500 diputados federales y 128 senadores; incluso superando a naciones como Brasil (524) y Estados Unidos (535), que poseen una cantidad mayor de población y estados federados.

Quizás lo anterior es lo que movió a la fracción del PRI, para presentar una iniciativa para quitar 100 diputados y 32 senadores de representación proporcional, para darle viabilidad a esta propuesta, proponen reformar los artículos 52, 53, 54 y 56 de la Constitución Política, con el fin de que en el Palacio Legislativo de San Lázaro haya 400 representantes populares y 96 del Pacto Federal.

La propuesta está suscrita por el coordinador y los vicecoordinadores del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz, así como por Jorge Carlos Ramírez Marín y Enrique Jackson Ramírez, aunque genera suspicacias, en el fondo parece que es razonable.

Porque si hacemos un poco de historia, el principio de representación proporcional, surgió con el objetivo de darle representatividad política a las minorías del país, para que esas voces le dieran legitimidad a un Congreso que buscaba ser plural e incluyente, ya que el Partido Revolucionario Institucional, ganaba de todas, todas.

Sin embargo, en estos momentos, ya no hay palanca que apoye en la lógica ese principio y muchas voces exigen, terminar con los legisladores plurinominales, que lo único que hacen es succionar el presupuesto público, ya que no hay compromiso real con los electores, porque llegaron a esa posición, mediante el compadrazgo, nepotismo, amiguismo o como defensores de intereses muy obscuros.

La Cámara de Diputados se integra por 300 diputados electos por el principio de votación mayoritaria relativa y 200 según el principio de representación proporcional, mediante el Sistema de Listas Regionales y votadas en circunscripciones plurinominales.

Los juegos de poder y la medición de fuerza en Nuevo Laredo.

A pesar de que con el registro de la regidora Imelda Sanmiguel Sánchez, como candidata única a la presidencia del Comité Municipal del Partido Acción Nacional, se pretendió dar esa pincelada de unidad en torno al partido albiazul, siguen hacia el interior y en los puestos claves del gobierno del Estado y municipal, la medición de fuerzas.

Es que en política, es más de percepción que de realidad y existen varias fuerzas ilegítimas, que pretenden torcer la voluntad de los poderes legítimos, al querer imponer sus piezas, como cotos y ponerle piedritas en el camino a sus propios compañeros.

Creen pie a dedillo, que así como en el amor, como en la guerra y la adaptan a la política, todo se vale, incluso, apuñalar por la espalda a sus mismos correligionarios, que no están alineados en la perspectiva por donde se mueve su interés, ya que los que se fueron, quieren volver por sus fueros, ya que de manera enferma piensan que lo hicieron tan bien, que Nuevo Laredo, les va a tolerar un segundo atraco.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias