LIBRE ALBEDRIO

LIBRE ALBEDRIO

El cambiadero de Enero

*A partir de enero, en el gobierno municipal de Nuevo Laredo, viene un Tsunami que arrasará con funcionarios municipales.

*Tardíamente, Eugenio responde a las acusaciones de endudamiento

A nueve días de que culmine el año 1016, ya se escucha en ensordecedor sonido de un auténtico Tsunami, que arrasará con los funcionarios municipales de Nuevo Laredo, principalmente, aquellos que tienen problemas de lealtad con quien gobierna y vendieron su alma al diablo que quiere retornar.

Es más, se apuesta doble contra sencillo de que todo funcionario desde primer nivel para abajo, que huela a la herencia maldita canturrosista, ya hasta con anticipación le están tocando las golondrinas, porque de que se van, se van.

Debido a que este personaje político, refleja una personalidad distorsionada, egocentrista, omnipotente y con una excesiva confianza en sí mismo, lo grita quedito y a los cuatro vientos, de que sin él, Nuevo Laredo está perdido y urge su retorno como presidente municipal.

Para nadie es desconocido de que al alcalde en funciones y presidente municipal constitucional por obra y gracia de la mayoría de los ciudadanos, Enrique Rivas Cuéllar, lo tiene prácticamente de rehén, al que le impuso incondicionales suyos como regidores, funcionarios de primer nivel, de segundo, de tercero  y hasta se dio el lujo de impulsar las ambiciones de su  alter ego en negocios obscuros, Carlos Germán De Anda Hernández y a su concuña Branda Cárdenas Thomae, como diputados, con el único y exclusivo propósito de que éste grupo trabaje con recursos públicos a favor de su proyecto futurista.

Porque Carlos Canturrosas Villarreal, no mide proporciones, ya que esas son características de los megalómanos, porque se cree poseedor de grandes talentos y habilidades especiales, cuando no los tiene y piensa que Nuevo Laredo, aunque también pensó que Tamaulipas, sin él están perdidos con quienes están al frente de sus respectivos gobiernos, ya que se cree un auténtico “divo” de la política.

Lo vimos desde cuando desbordando sus ambiciones, quiso convertirse en el candidato del Partido Acción Nacional al Gobierno de Tamaulipas y al no lograrlo, lejos de apoyar al candidato de quien le dio cobijo y lo impulsó al más alto puesto político de Nuevo Laredo, lo empezó a bloquear, a boicotearlo y lo más deleznable, a utilizar recursos públicos para dárselos a verdaderos mercenarios de la comunicación, para descarrilar el proyecto de Francisco García Cabeza de Vaca, hoy, gobernador Constitucional de Tamaulipas.

Esos son los pecados capitales en que incurrió este personaje de ficción, provisto de folclorismo político, quien muchos afirman, está en la lista negra arriba del escritorio  del despacho más importante de Tamaulipas.

Por ese motivo, muchos de quienes fueron metidos con calzador para que trabajaran a favor del retorno de CCR, pues simple y sencillamente, si bien les va, les van a dar las gracias por su “invaluables” servicios a favor de Nuevo Laredo.

Primero, porque es una falta de respeto para Enrique Rivas Cuéllar, que le pese a quien le pese, es el presidente municipal de Nuevo Laredo y es deshonesto que le hayan “puesto corral” para boicotearle los programas y acciones de gobierno que pueda lucirse, para dar paso a la perversidad y maquiavelismo, para generar la falsa percepción que el gobierno pasado fue mejor.

Segundo, porque en política, las lealtades cuentan y mucho, además de que los presidentes municipales, aun cuando se puede esgrimir la multicitada autonomía municipal, deben atender líneas jerárquicas, que vienen de Ciudad Victoria, como el centro del poder político.

Eugenio Hernández y su video

Aunque tarde, el exgobernador y hoy defenestrado por las autoridades en funciones y por la propia sociedad tamaulipeca, Eugenio Hernández Flores, mediante un video, donde trata de aclarar el asunto del crédito por 6 mil millones de pesos que solicitó su gobierno en el año 2007 y que fue aprobado ese año y ratificado por el Congreso del Estado en el año 2009.

Entre otras cosas, afirma que el crédito fue solicitado debido a la crisis económica mundial, que incluso, por esa misma razón, el  Gobierno de la República, presidido por Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, tuvo que recurrir a un crédito por 48 mil millones, pero no de pesos, sino de dólares.

Geño hace hincapié en que para hacer frente al crédito solicitado por el Gobierno de Tamaulipas, se creó un Fideicomiso a 20 años, además subraya que en el año 2009, los recursos de donde se echaría mano para cubrir el crédito era el Impuesto Sobre Nómina, que sólo representaba un 3.5 por ciento de los ingresos totales del Estado.

Pese a que es muy cuestionado la capacidad de respuesta del exgobernador, el video de 2 minutos, con 29 segundos, el cual está en la plataforma de Youtube con el nombre “Responde Geño Hernández a García Cabeza de Vaca por asunto de crédito”, ya empezó a sembrar dudas entre quienes lo han visto.

Porque por un lado, tenemos la lógica indignación popular por el desastre financiero en que los malos gobiernos dejaron a Tamaulipas, como el que encabezó Egidio Torre Cantú, que gracias a su desfachatez y corrupción incuestionable, no ha podido arrancar del todo, el gobierno de García cabeza de Vaca y solo se le ha tocado muy por encimita.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación, aclaración o dudas, dirigirse