PUNTO POR PUNTO – Ramiro Ramos en el CEN del PRI

PUNTO POR PUNTO – Ramiro Ramos en el CEN del PRI

Raúl Hernández Moreno

La designación de Ramiro Ramos Salinas como Sub-secretario de Operación Política del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, fue muy  bien recibida entre la  familia priista. A través de las redes sociales, los priistas se volcaron en felicitaciones a Ramiro.

Y es que desde hace ya un buen tiempo, que no se invitaba a un neolaredense a ocupar una cartera importante en el CEN del PRI. El último fue quizá Feliciano Guerra Aradillas que estaba integrado a la secretaría general con el reynosense Manuel Garza González, hace ya más de tres décadas.

Ramiro acaba de dejar la presidencia de la Asociación de Legisladores Locales Priistas, y es natural pues desde hace más de 100 días dejó de ser diputado.

Con la nueva encomienda, Ramiro se fortalece como el principal activo del PRI para el 2018, proceso en el cual él aspira a ser candidato a senador, aunque no le desagradaría competir por la diputación  federal o la alcaldía.

Hay que mencionar que Ramiro fue delegado del CEN del PRI en las elecciones de Tlaxcala del año pasado y fue uno de los cinco Estados donde el tricolor ganó, de tal manera que su nueva encomienda se la ganó con trabajo.

¡Felicidades a Ramiro!

Mientras tanto, Margarita Zavala  visitó Nuevo Laredo para dar una conferencia de prensa y horas antes se reunió con Carlos Canturosas y su esposa Belinda, en un restaurante de la avenida Paseo Colón, a la que fueron convocados unos pocos personajes.

En los últimos meses la ex primera dama le ha tomado cariño a Tamaulipas y a Nuevo Laredo y cada vez se le ve con  mayor frecuencia por estas tierras. Aquí en Nuevo Laredo estuvo en la toma de protesta de Enrique Rivas como  presidente municipal, el 1 de octubre.

Sin embargo con todo y estos acercamientos  podemos decir que en su momento el panismo tamaulipeco se la va a jugar con  Rafael Moreno Valle que tiene encantados a los poblanos y  mexicanos que en los últimos años han visitado esa entidad y avalan el trabajo  que desarrollo como gobernador.

Claro, no todos  reconocen su trabajo, díganlo si no las críticas que reiteradamente le hace la revista Proceso, aunque no tienen nada de raro:  es anti-gobierno.

Por otra parte, inició la hora de Donald Trump y lo hace con el peor nivel de popularidad en el arranque de un mandato presidencial, con apenas un 40 por ciento de aprobación. Nada mal comparado con el 12 por ciento que en México tiene ese hombre llamado Enrique Peña Nieto y que se ha convertido, al igual que Trump, en el  blanco de las burlas de los mexicanos y por eso él cobra venganza con acciones como el gasolinazo.

México y el mundo tendremos que esperar algunos meses para saber con precisión cuál será la forma de gobernar de  Trump. Tendremos que esperar para ver si los estadounidenses le permiten convertirse en un tirano o lo frenan y lo obligan a respetar las leyes.