René Gutiérrez G. / LA RED DE ALTAMIRA

REYNOSA.- Una vez más, la diputada federal Nohemí Alemán Hernández, dando muestras de llevar convivencia generalizada con la ciudadanía de Reynosa, el pasado fin de semana estuvo en el recinto de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de Reynosa para convivir con los comerciantes establecidos de Reynosa, quienes le expusieron sus inquietudes sobre el comercio y la ciudad.

Le dio la bienvenida al recinto de la organización la presidenta de la CANACO, Leticia Cisneros Villarreal, quien cedió la palabra a sus representados para que expusieran sus inquietudes ante la diputada federal, misma que estuvo atenta a las peticiones que tienen tiempo en el tintero y que requieren de una pronta solución.

Roberto Cruz, comerciante de Reynosa, expuso, que ya es tiempo de cambiarle el rostro a la ciudad exponiendo que Reynosa es la puerta de entrada al país y requiere de una infraestructura de primer mundo, para que los visitantes del Valle de Texas, se lleven una buena impresión al ingresar al país.

“Se requiere dijo, llevar a cabo una concienzuda labor de pavimentación y rebanqueteo desde la bajada del puente internacional, toda la calle Zaragoza, la Plaza Principal, la calle Peatonal Miguel Hidalgo hasta la calle Ferrocarril, donde se encuentra el edificio vetusto de la estación del tren, edificio, que está en vísperas de convertirse en un museo de la ciudad, que naturalmente traerá a la población muchos visitantes y más ahora, que están por llegar las festividades del Día de Muertos, Navidad y Año Nuevo.

Otro de los comerciantes que estuvieron en la plática con la diputada Nohemí Alemán, mencionó, que es necesario hacer de Reynosa una ciudad turística, como lo es el poblado de Nuevo Progreso, elevado a la calidad de Villa, la cual vive del turismo norteamericano y pensó el ciudadano comerciante, si en Nuevo Progreso el turista es primordial, porque en Reynosa, no puede ser, ya que esta clase de visitantes traerán divisas tanto en tiendas, como en restaurantes.

Otros hablaron de cambiarle el rostro al Centro Histórico de Reynosa, remodelar los viejos edificios, pero no quitarles su emblema, sino hacerlos más atractivos para el visitante nacional y extranjero.

La diputada Nohemí Alemán, señaló, que ella, como nativa de Reynosa, tiene en mente todo lo expuesto por los propietarios de negocios establecidos de la ciudad y que ahora que ella estará en el Congreso, hará que aterricen más recursos económicos para poder llevar a cabo las necesidades de la ciudad y hacer de Reynosa una potencia económica, atraer al turismo sea nacional o extranjero, pero todos habremos de notar el cambio que radicalmente irá transformando esta hermosa ciudad, terminó diciendo la diputada federal plurinominal, que tiene muchos deseos y ganas, de transformar a Reynosa.