ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Empresarios de la frontera tamaulipeca esperan que la disminución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y la instalación de la dirección de Aduanas en Nuevo Laredo, reactive la situación económica en esa región y favorezca la reapertura de negocios que bajaron sus cortinas por la inseguridad.

Julio Almanza Armas, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (Fecanaco) de Tamaulipas, sostuvo que muchos comerciantes que cerraron sus negocios, podrían reabrir sus puertas.

Sin embargo, reconoció que la seguridad en la frontera es un tema delicado “tenemos una situación todavía adversa, seguimos teniendo problemas en el área de Reynosa,  porque todavía no se han podido controlar al cien por ciento, las calles y las carreteras”.

Almanza Armas sostuvo que sin embargo, esperan que el próximo gobierno federal ponga mayor atención a la frontera tamaulipeca, para mejorar las condiciones, “nos falta mucho, y ese es un tema en el cual se tiene que trabajar mucho con el gobierno estatal, con el gobierno federal que viene y con los nuevos alcaldes que van  a entrar en Tamaulipas”.

El líder empresarial dijo que los asaltos en carreteras y robos a los comercios, así como el cobro de piso, siguen afectando a los empresarios e inhiben la llegada de inversiones.

Almanza Armas dijo, que se trabaja en convencer al empresariado a que denuncie los delitos, pues aún hay reticencias a hacerlo, lo que impide atacar de manera eficiente los delitos.