ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

INTERNACIONALES.- La Cancillería rusa señaló que la “histeria” sobre la supuesta injerencia rusa en elecciones de EU “ridiculiza” a las autoridades de ese país más allá de socavar las relaciones bilaterales.

“La histeria sobre la imaginaria interferencia rusa en las elecciones de Estados Unidos, que dura ya dos años, no sólo está minando las relaciones bilaterales, sino también ridiculiza todo el sistema político de ese país”, dijo en rueda de prensa la portavoz de Exteriores, María Zajárova.

La funcionaria respondió así a las nuevas acusaciones sobre la influencia que ejerce Moscú en la opinión pública estadunidense a través de las redes sociales, en particular, Facebook.

“El Departamento de Estado, naturalmente, acusó de ello a Rusia. Sin presentar prueba alguna, a nuestro país se le llamó hostil. Por nuestra parte, creemos que los diplomáticos deben atenerse siempre a la ética diplomática y ser conscientes de las consecuencias que puedan tener sus palabras”, apuntó.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, exigió a Rusia y “otros actores malignos”, el pasado miércoles 1, cesar inmediatamente los intentos de “subvertir los procesos democráticos” en Estados Unidos.

Esa reacción llegó después de que Facebook identificase una presunta campaña de desinformación para influir en las elecciones legislativas de noviembre en Estados Unidos y cerrase 32 cuentas tanto en su red social como en Instagram.