julio 3, 2022

Busca Congreso dar certeza jurídica a “invasores” de casas de INFONAVIT

Vecinos del fraccionamiento arboledas aseguraron que las 150 casas que habían sido invadidas y recuperadas por el Infonavit quedaron sin vigilancia, por lo que están expuestos a ser invadidas de nuevo y se han convertido en guaridas de ladones. Cristina Cruz líder del fraccionamiento aseguró que los 10 mil vecinos que ahí habitan están recabando firmas para que la dependencia federal envíe vigilancia a esas viviendas que ya fueron desalojadas pues han notado que sirven para resguardar personas que se reúnen de forma sospechosa al caer la tarde noche

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- El Congreso de Tamaulipas analiza solicitar al INFONAVIT, un censo de las casas abandonadas en los diferentes conjuntos habitacionales de la entidad con miras a reasignarlas a las personas que muestren interés por alguna y por supuesto, dando prioridad a quienes por necesidad, las han ocupado de manera ilegal.

A la propuesta de la legisladora se sumó la también diputada sin partido Leticia Vargas Álvarez, así como las bancadas del PAN y de Morena del Congreso de Tamaulipas. 

Como en algunos otros municipios, en Altamira y Aldama, hay una gran cantidad de casas que en algún momento fueran otorgadas a los trabajadores y que por diferentes motivos, optaron por abandonarlas por lo que se hizo la petición directamente a Carlos Martínez Velázquez, director general del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores, el INFONAVIT, para que por su conducto, se lleve a cabo el censo para identificar las casas que no están habitadas o que se encuentran invadidas en toda la entidad.

El objetivo principal de esta iniciativa es detectar el número de viviendas a fin de que sean reasignadas, dando prioridad a las personas que actualmente se hayan establecido en alguna de esas por la falta de recursos o de un servicio de seguridad social o vivienda por carecer de un empleo formal.

Ruíz Martínez, quien conoce la situación que persiste en su municipio de Altamira, indicó que entre las solicitudes que recibe en el distrito que representa, es de familias que tienen hasta 10 años habitando esas casas abandonadas.

“Estas familias me solicitan que intervenga ante la autoridad competente, a fin de ver la manera de adquirir este inmueble, pero de manera legal, en busca de dar seguridad jurídica a la posesión y con ello, brindar tranquilidad y bienestar a su familia”. 

De acuerdo con el protocolo, la iniciativa fue turnada a la Comisión de Gobernación donde es analizada y resolverá el paso a seguir.