septiembre 29, 2022

Candelero – Alejandro Armenta ya es presidente del Senado, electo por mayoría relativa

Por Abraham Mohamed Z.

Tal como se esperaba, el Pleno del Senado eligió a Alejandro Armenta, cercano al líder de la JUCOPO, Ricardo Monreal, para presidir la Mesa Directiva de la Cámara Alta, luego de tres rondas de votación.

Tanto Armenta como todos los integrantes de la planilla obtuvieron la mayoría relativa.

Así quedó conformada la Mesa Directiva:

Alejandro Armenta (Morena), presidencia 65 votos 

Ana Lilia Rivera (Morena), vicepresidencia 113 votos

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, vicepresidencia 113 votos

Eruviel Ávila Villegas, vicepresidencia 114 votos

Verónica Noemí Camino Farjat, secretaria 75 votos 

Verónica Delgadillo García, secretaria 89 votos

Martha Cecilia Márquez, secretaria 11 votos 

José Narro, secretario 111 votos

Y fíjate nada más, también se depositaron en las urnas ¡52 votos para Monreal! y 1 para Damián Zepeda. 

Este jaloneado capítulo político en el Senado me hace pensar que Armenta fue electo presidente de la Cámara Alta por la habilidad y capacidad que tiene Monreal para negociar no solo con las diferentes bancadas de oposición, sino también saber cómo lidiar a los porros de su misma bancada que están al servicio de alguna “corcholata”  que lo ve como potente adversario en la adelantada contienda por la sucesión presidencial.

El objetivo de ellos era no solo evitar que Monreal lograra ganarles con “su candidato” la presidencia de la Mesa Directiva, sino que también planearon destituirlo como Coordinador de la bancada para que en automático perdiera la presidencia de la Junta de Coordinación Política.

¿Y qué pasó…? ¡pues no pudieron perjudicar a Monreal! Francamente creo que ésta conspiración en su contra, en vez de debilitarlo, lo fortaleció pues su liderazgo en el Senado es sólido por su autenticidad y el respeto, lealtad y cumplimiento de los compromisos que contrae en sus negociaciones con la oposición lo cual se evidencia con la enorme cantidad de Iniciativas y Reformas a las Leyes planteadas por el Presidente López Obrador que han sido aprobadas por unanimidad y que son los cimientos de la Cuarta Transformación que es la esencia de su Proyecto de Nación.

Pudiera ser que, sin ese valioso apoyo legislativo, la ingobernabilidad y la represión ya nos tendrían hundidos en el caos y en la desesperanza.

Creo que Monreal es de gran valía en el gobierno de la República, solidario con el Presidente en acciones de beneficio nacional y con innegables facultades para negociar y no confrontar.

Pienso que le puede seguir siendo útil a AMLO ahora, y después, siempre y cuando no lo quiera manejar como lacayo, porque así dice Monreal; “No me arrodillaré”.

Retomando lo ocurrido en la IX Reunión Plenaria de Morena y en la elección de los miembros de la nueva Mesa Directiva, capté lo siguiente:

Lo importante en cualquier votación, la cual es un ejercicio democrático, es que todos los participantes salgan satisfechos.

En ésta votación-elección senatorial, Monreal logró que hubiese respeto de parte de los cuatro aspirantes y de sus grupos, por lo que todos los 128 senadores y senadoras votaron, incluidos los del PES.

Quedó confirmado que las elecciones cerradas hablan de procesos democráticos.

Además, evidenció que se genera unidad cuando hay elecciones democráticas, con piso parejo y cuando no hay exclusión.

Se reconfirmó que en el grupo parlamentario de Morena se persiste en la unidad.

También queda reiterado que seguirá la conciliación y respeto con la oposición.

Movido por el supremo interés del refrendar su lealtad al presidente López Obrador respaldándolo en su proyecto de la 4T, Monreal le recomendó a Alejandro Armenta quien ya es desde hoy 1 de Septiembre el nuevo presidente del Senado, que con todos los senadores que integran la Mesa Directiva buscara una entrevista con el presidente de la República.

Monreal está seguro que Armenta va a ser un buen presidente del Senado, que respetará a la oposición y a las mayorías.

Y hablando de sí mismo, dijo exultante: “Me siento más fuerte que nunca, me siento fortalecido”.

Y la mera verdad, tiene razón en sentirse así, después del resultado a su favor que, respetándose sus principios, obtuvo en la IX Reunión Plenaria de Morena.