Cerrarán paso a incrementos de 39 tablas de valores catastrales

Cerrarán paso a incrementos de 39 tablas de valores catastrales

DIPUTADOS EN TAMAULIPAS ACORDARON HACERLO ANTES DE TERMINAR TRABAJO LEGISLATIVO

Municipios como Abasolo, Aldama, Altamira, Bustamante, Casas, Ciudad Madero, Cruillas, Gómez Farías, Güémez, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Llera, Méndez, Miquihuana, Nuevo Laredo, Ocampo, Padilla, Palmillas, Río Bravo, San Fernando, San Nicolás, Soto la Marina, Valle Hermoso, Victoria y Xicoténcatl no presentaron aumento en el impuesto de predial.

ARTURO ROSAS H / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- Los diputados en Tamaulipas acordaron, antes de terminar su trabajo legislativo, cerrarle el paso a incrementos en 39 Tablas de Valores Catastrales del mismo número de ayuntamientos.

Municipios como Abasolo, Aldama, Altamira, Bustamante, Casas, Ciudad Madero, Cruillas, Gómez Farías, Güémez, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Llera, Méndez, Miquihuana, Nuevo Laredo, Ocampo, Padilla, Palmillas, Río Bravo, San Fernando, San Nicolás, Soto la Marina, Valle Hermoso, Victoria y Xicoténcatl no presentaron aumento en el impuesto de predial.

Lo anterior, en virtud de que no presentan modificaciones a la estructura descriptiva, factores y coeficientes de mérito y de demérito o incremento, ni aumentan los valores unitarios de suelo y construcciones.

Asimismo, se ratificaron las Tablas de Valores Catastrales de 2019, relativas a Mier y Miguel Alemán, quienes las presentaron de manera extemporánea, además, se tomó esta misma medida para los 10 ayuntamientos que fueron omisos con esta obligación.

En otro bloque, se aprobó la de El Mante, que solo plantea modificaciones en la inclusión de diversas manzanas urbanas y que permanecen con el mismo valor por metro cuadrado, quedando pendientes de revisión las de Matamoros, Reynosa, Tampico y Tula, que sí promueven cambios o incrementos, que deberán ser analizados de manera oportuna y como parte de los asuntos prioritarios de la agenda legislativa.

Esparza Parra, resaltó que la pretensión de los ayuntamientos promoventes es contar para el ejercicio fiscal del año 2020 con el instrumento jurídico básico para el cobro de las contribuciones, sobre la propiedad inmobiliaria, cuidando no afectar la economía de sus contribuyentes, ni sus índices de recaudación.