Columna Cuentas Claras  –  “Choco-autos” del jaque al mate

Columna Cuentas Claras – “Choco-autos” del jaque al mate

Por Javier Claudio

  • ·        – . Adiós a la posibilidad de corregir o maquillar lo que pasó ilegalmente al país    
  • ·        – . Se pueden importar autos 2019, pero deben pagar un 50 por ciento de arancel       
  • ·        – . Ante rechazo a la regularización, ventila impunidad e inhibirá todo decomiso    

Claridades. – Siempre estuvo marcado por incumplimientos el Tratado del Libre Comercio (TLC, hoy T-MEC)), principalmente en el rubro de vehículos, dado que su ingreso representa una seria amenaza para las ensambladoras en México y su capital humano. Se vino abajo todo gradualmente, hasta concluir con el rechazo al paso de vehículos últimos modelo, que según tendrían la exención del pago de impuestos, hoy casi vetados pues están sujetos a un pago tributario del 50 por ciento de su valor total.      

Clarificando. – Hoy, finalmente se tiene una vez más el rechazo a la regularización de autos “chocolate” por parte del Senado, lo que implica que entre seis y nueve millones de unidades de este tipo seguirán permaneciendo de manera irregular en el interior del país, esto es sin posibilidad alguna de legalizar su estancia y en el ineludible amago del decomiso por parte de autoridades del fisco, aunque la tirantez política actual, crea distancia para realizar esta acción, al menos por el momento.

Claro que sí. – Y vendrá la impunidad y desfachatez, pues luego de la negativa de regularización en el Senado, inhibirá el decomiso y abrirá alientos de seguir comprando vehículos americanos y pasarlos al interior del país bajo el no pasa nada. Y si llegase a suceder, la protesta sería mayúscula al predominar el argumento de que si siguen irregulares dichas unidades es por la negativa de la autoridad para nacionalizar, además de que es culpa de la corrupción de la autoridad del fisco federal.       

Claro que no. – Para nadie es desconocido que la invasión de autos americanos usados en el país se debió a actos de corrupción en las aduanas de la frontera. No tuvieron otra parte por donde cruzar, tan cómodamente. México está invadido de autos ilegales, pero fue la propia autoridad la que lo permitió bajo el amparo de diputados y senadores. No se ha de olvidar que uno de los amparos chuecos para importar vehículos americanos era propiedad del entonces senador y diputado Manlio Fabio Beltrones.       

Aclarando. – En materia de importación de vehículos usados a México, de este lado casi se han cerrado las puertas a la importación al crear una serie de trabas que han dejado fuera del alcance esta operación, no obstante son más baratos de lado americano las unidades motrices. Esta marrullera medida hacendaria, ha desplomado hasta en un 90 por ciento estas importaciones, provocando un caos en la economía fronteriza, principalmente, para así argumentar que México dejó de ser el traspatio de EU.

Clarín. – Según el TLCAN, la importación de vehículos americanos usados sería gradual en todos sus modelos sin traba alguna pues el acuerdo tenía contemplado abrir el paso total en este 2019 a todos los años-modelo incluyendo el vigente, pero no se cumplió y sí por el contrario han aumentado las condiciones, concentradas en su mayoría en papeleo y la elevación de costos de trámites hasta en un 50 por ciento. La presión de ensambladoras mexicanas ha sido severa y efectiva, hasta el momento.     

Claroscuro. – Mientras tanto el fastidio del Gobierno Federal a través del SAT sigue siendo severo, al urdir constantemente reglas a la importación de vehículos usados las que según son para agilizar y aumentar en número este tipo de operaciones. Sin embargo tras esto, perversamente se aplican trabas y más trabas como el Código QR según para avalar el estado mecánico de la unidad motriz, bajo un costo de hasta 180 dólares y que monopólicamente sólo la CAAAREM presta este tipo de servicio.

Sabía usted que. – Para importar un auto de Estados Unidos a México es necesario que el modelo de 8 a 9 años anteriores del año de importación, se entiende por año/modelo, el año de fabricación que comprende el periodo entre el 1 de Noviembre – 31 de Octubre del siguiente año. Es decir, si este 2019, el año de modelo debe ser de 2010 a 2011. Los autos se clasifican, de acuerdo a la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación, en las siguientes categorías: para transporte de hasta 15 personas, para transporte de mercancías y para el transporte de 16 o más personas.