Columna Cuentas Claras  –  Terrorismo fiscal verdad de miedo

Columna Cuentas Claras – Terrorismo fiscal verdad de miedo

Por Javier Claudio

  • – . Reforma Fiscal, “traje a la medida” de castigo y sometimiento tributario  
  • – . En los últimos años han triplicado los embargos, incluyendo pensionados   
  • – . Severidad que lleva hasta la cárcel por sospecha y la pérdida de los bienes  

Aclarando. – Si de polémica se trata, así lo es en su mayor parte la modalidad de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, al destacar invariablemente entre ello la Reforma Fiscal, interpretada por la mayoría como terrorismo fiscal, que es otra forma de someter al ciudadano o contribuyente. Por consecuencia contraerá severamente la inversión, al no observarse esquemas fiscales de confiabilidad y sí el endurecimiento de la ley con toda la severidad en la sanción hasta en sospecha de duda.  

Clarín. – Esto sí que ya comenzaba a aplicar y así sigue en serio. Los datos son de temerse y entre ellos destaca la Procuraduría de los Derechos del Contribuyente (PDC) que en los últimos años se ha triplicado el número de embargos a cuentas bancarias de los contribuyentes e incluso se han dado casos de que han embargado las pensiones de personas de la tercera edad que deben al fisco, pese a que esto es anticonstitucional, siendo el ejemplo más claro de este terrorismo fiscal.

Claridades. – Ejemplo; Pedro es un pequeño empresario que en el año 2010 abrió una imprenta en un local de su casa. El negocio creció y en el 2013 con un esfuerzo extraordinario, invirtió 20 millones de pesos en la compra de maquinaria mediante un crédito bancario a pagar en cinco años con su respectivo interés. En todo este tiempo pagó puntualmente su crédito hasta saldar la deuda. El negocio operó dentro del marco legal, pero a seis años de iniciar su expansión el SAT lo audita.

Claro que sí. – El “señor de los pagos tributarios” le solicita la documentación que ampara la compra de maquinaria, la declaración de impuestos y la contabilidad. Pedro la solicita a su contador, pero este le informa que la empresa que le vendió su maquinaria desapareció. El SAT sospecha que la operación es inexistente, aparentemente la empresa que le vendió la maquinaria a Pedro y le facturó con aval del banco pudo haber cambiado su registro fiscal, cambiar de giro o haber cerrado.

Claroscuro. – La situación agudiza, al no existir datos actuales de ella. Pedro presenta la factura de la maquinaria que el proveedor le entregó en el 2013, pero el SAT juzga que ese documento ampara una operación inexistente o simulada. Con este ejemplo y con la entrada en vigor de la nueva reforma fiscal, Pedro podría ser encarcelado y acusado por delincuencia organizada al configurar un delito fiscal en el que participan tres personas; el proveedor, el contado y él.

Claro que no. – Además su residencia donde tiene el negocio y la maquinaria serían expropiados conforme a la ley de extinción de dominio y el gobierno puede ponerlas en venta. Después de investigar a detalle los hechos, resulta que Pedro es declarado inocente, entonces saldría de prisión con sus bienes vendidos y solo recibiría a cambio lo que el estado considero lo que valió su patrimonio. Este caso en el que no se consideró la presunción de inocencia ocasiona a Pedro un daño irreparable

Clarificando. – Hechos consumados a nivel local, aquí los hemos expuestos, como es la congelación de cuentas bancarias de una empresa transportista, luego que su propietario tuvo un acercamiento al IMSS para actualizar y regularizarse. Otro más es la suspensión de recibos de honorarios, por la simple sospecha de prestarse el contribuyente a la facturación falsa. Sin recibos para cobros, como recibe para pagar.        

Sabía usted que. – Las quejas más comunes contra el SAT que registra este organismo, que busca ayudar al contribuyente contra los abusos de Hacienda, son las cuestiones de incumplimiento en las devoluciones, así como los embargos a cuentas bancarias que también hacen el IMSS y el Infonavit a las empresas. Las problemáticas que más presentan los pequeños empresarios son el cómo pagar los impuestos por ello muchas veces no saben cómo defenderse.