COLUMNA – Traguitos coquetos de té

COLUMNA – Traguitos coquetos de té

Por David Ed Castellanos Terán.

 

Este fin de semana se cumplieron 30 días de las precampañas presidenciales en México que son tan ridículas desde el tiempo que el Instituto Nacional Electoral (INE) otorga a los partidos políticos en radio y televisión para difundir su propaganda “exclusiva para militantes”, como en los dichos y ataques entre los aspirantes Anaya Cortés, López Obrador y Meade Kuribreña, quienes parecen vecinas argüenderas.

Ayer domingo se cumplió un mes exacto y Ricardo Anaya es el que más ha gastado, superando la cifra de los 5 millones 379 mil 208 pesos; precisamente el panista tuvo un viernes coqueto en Tamaulipas donde se reunió con la militancia de la entidad en un ruidoso pero modesto evento que le organizó el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca en la Zona Metropolitana de Tampico. La asistencia fue buena, diríamos que se le pasó la mano al mandatario tamaulipeco porque abarrotó el recinto propiedad de la familia Garza Cantú, pero fue solo la degustación de la euforia que aún sostienen los vientos del cambio por la entidad.

Al parecer y según trascendió “cerillo” Anaya Cortés, se fue satisfecho, contento e incluso ruborizado por los temas abordados en esta entidad del noreste de México. Entre Ricardo Anaya y Francisco García Cabeza de Vaca, fortalecieron la comunicación y lineamientos, mostrándose ambos como buenos amigos y aliados para lo que viene.

El diálogo fue convincente a tal grado que no fue necesario concretar cualquier otro pacto en Tamaulipas como la “Mega Alianza” que pretendía firmar este sábado próximo pasado el Comité Directivo Estatal del PAN con el Partido Verde y PANAL; se acordó que con Movimiento Ciudadano y el PRD, será necesario para enfrentar el proceso electoral, “les vamos a ganar de manera contundente”, dijo Anaya Cortés.

Pero antes, en ese viernes coqueto del 12 de enero, cuando la Mega alianza estaba en un 89 por ciento de firmarse. Ricardo Anaya durante su discurso en el que no solo avaló la recepción y atenciones que le brindó el mandatario Cabeza de Vaca, también lo aduló, recordando a los asistentes que fue su gobernador el mejor candidato del periodo electoral 2015-2016 ya que resultó ser el único panista en superar el 50 por ciento de la votación, por lo que Ricardo Anaya, no dudó en emitir mensajes adulatorios al gobernador que “no se dobla, ni se vende”.

“Yo quiero hoy venirle a hacer un reconocimiento a Tamaulipas, primero porque como lo ha dicho el gobernador del estado -Francisco Javier García Cabeza de Vaca- el primer paso es reconocer que se tiene un problema, reconocer que nos heredaron los gobiernos corruptos del PRI un verdadero desastre de inseguridad en el estado de Tamaulipas, es cierto que falta mucho por hacer pero se está avanzando mucho y con paso firme, prueba de ello es que Tamaulipas acaba de romper récord en turismo y en generación de empleos, y esa confianza tiene que ver con que la gente confía en que se está recuperando la ruta de la confianza y de la seguridad; y vengo además a asumir un compromiso. Yo voy a apoyarte con toda mi energía, con recursos, con fuerza. Al gobernador que ni se dobla ni se vende y juntos vamos a recuperar la paz en el estado de Tamaulipas, tienes mi compromiso gobernador lo vamos a hacer juntos con tu ejemplo”, sentenció Ricardo Anaya Cortés a 169 días del “día D”.

El desenlace lo conoceremos el domingo 1 de julio cuando Tamaulipas mantenga o no su voto panista a los candidatos presidenciales como ocurrió en la elección de Felipe Calderón y después rindiéndole la confianza a Josefina. El primero desató la guerra, la segunda dicen que se ganó la lotería y Anaya ruega porque Cabeza de Vaca, lo ayude para ganar y arrebatarle el trono a los de Videgaray – perdón- a los del PRI que eligieron al “padre del gasolinazo” José Antonio Meade, a quien por cierto Ricardo le recomendó tomar un té de jengibre para bajarle a los nervios o de plano lo van a venir cambiando pues según Anaya esa es la intención.

Por cierto, Ricardo Anaya muy al estilo de Enrique Peña Nieto con números fríos, vapuleó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) subrayando que la inseguridad y la violencia se generalizaron en todo le territorio nacional desde el 2014 que el peñismo lanzó la Nueva Estrategia contra el crimen organizado, dando como resultado un crecimiento bruto del 44 por ciento a la violencia al 2017, llevando la sangre heredada por Calderón a entidades que no sufrirían del conflicto entre fuerzas federales y cárteles de la droga por lo que en la actualidad, 30 de los 32 estados de la República Mexicana están bañados en sangre.

Las estadísticas tipo Peña que mostró Anaya, fueron en su mayoría relacionadas a la inseguridad, externó que el 2017 según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, fue el año con más violencia de las últimas dos décadas, “y todavía dice el cínico del candidato del PRI que es culpa de los gobiernos de nuestra coalición, vamos a recomendarle que se tome un té de jengibre y vamos a recordarle que el estado con más homicidios en México es Guerrero, gobernado por el PRI y por cada 100 mil habitantes es Colima, también gobernado por el PRI y con más secuestros por cada 100 mil habitantes es Zacatecas, también gobernado por el PRI y el Estado de México que solo ellos han gobernado, es el número uno en el robo de vehículos con violencia, extorsión y feminicidios”, dijo Anaya.

¡Ándele canijo! Pepe Mid a la lona y en conteo regresivo. Pero ahora Ricardo “cerillo” Anaya, debe esperar allá por los días 20’s de este mes que el priísta José Antonio, visite Tamaulipas y le revire el mensaje.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias