agosto 19, 2022

Cursos de verano buena opción para combatir rezago

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO. Los papás son los responsables de procurar el rendimiento escolar de sus hijos y estas vacaciones sería ideal para que los apoyaran con clases regularización pues el preocupante rezago que la mayoría presenta, va a ser muy difícil de abatir y más aún con la renuencia de los padres a reconocerlo.

La regidora Concepción Martínez Escobar, manifestó que el rezago educativo es preocupante, “está espantoso, muy, muy mal, por supuesto los padres deben aplicarse y si no tienen los medios para para pagar un curso a sus hijos que generalmente sería para lectoescritura y matemáticas, pues buscar los medios”.

Dijo que pueden aprovechar este período vacacional de verano para pedir apoyo a algún vecino estudiante, incluso de prepa para que los menores aprendan a escribir, leer y comprender o a reafirmar lo necesario en cuestión de matemáticas.

Reiteró que hasta el niño más brillante trae rezago y no por falta de inteligencia, sino por el tiempo que estuvieron solos, sin la dirección que indican los programas educativos puso en evidencia que no es lo mismo estar de manera virtual que las clases presenciales.

“Yo creo que este daño a la educación va a ser muy difícil recuperarlo, siempre va a haber ese rezago, esa laguna de conocimientos que se quedó ahí, que no lo pudieron reforzar”, por lo que insistió en que sería recomendable que si no pueden pagar el curso de regularización, que accedan a que su hijo repita el curso.

“Eso sería magnífico, realmente sería con los niños que definitivamente el pasar año sería hacerles un gran daño, hay muchos padres que dicen que al repetir año están atrasándose, no se están atrasando, el repetir año les beneficia muchísimo a los niños con un alto rezago, recuperan mucho más que el que pasen año, pero eso solamente lo puede decidir el padre de familia”.

La regidora señaló que hubo muchos casos de maestros que hablaron anticipadamente con los papás de niños del más grave rezago, quienes se negaron a que su hijo repitiera el curso y que a estas alturas no se puede más que seguir adelante, pues la decisión se toma antes de terminar el ciclo escolar, antes de subir las calificaciones a la plataforma educativa.

“Hay mucho desinterés por parte de los padres de familia, no en todos pero los niños que más lo requieren, los que más lo necesitan es precisamente los padres más renuentes a que repitan el año”, lamentó.