DESAPARECEN Seguro Popular

DESAPARECEN Seguro Popular

Castiga AMLO a 1 millón 200 mil familias de Tamaulipas

Califican como lamentable que el fondo catastrófico para la salud, que lo constituyen más de 40 mil millones de pesos, sea usado para la creación del Instituto de la Salud para el Bienestar, que entrará en vigor un año después de iniciarse.

Arturo Rosas H. / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- El Gobierno Federal dejó de operar el programa del Seguro Popular, que dejará sin servicios médicos y de atención a la salud a más de un millón 200 mil familias en Tamaulipas.

Mariana Rodríguez Mier y Terán, diputada federal, lamentó que se dieran por terminado este programa y dar paso al Instituto de la Salud para el Bienestar.

Dijo que este Instituto, que aprobó la Cámara Baja, se supone absorberá a estos grupos de población vulnerable.

“El instituto planteado tiene un fin loable, pero no queda claro cómo lo van a hacer funcionar, ¿con qué recursos piensan que pueda subsistir y prestar servicio este instituto?”.

“Qué más quisiéramos compañeras y compañeros diputados que el dinero creciera en los árboles y se pudiera agarrar de ahí para solventar lo que proponen, pero esto es de corridas financieras y plan económico”.

La postura de la legisladora fue frente al pleno de los diputados federales, donde calificó como lamentable que el fondo catastrófico para la salud, que lo constituyen más de 40 mil millones de pesos, sea usado para la creación de este instituto que entrará en vigor un año después de iniciarse.

“¿Y luego cómo va a subsistir?”, cuestionó y calificó la iniciativa como una más de las buenas intenciones de la cuarta transformación.

Expuso que es grave este nuevo escenario en el que entra la cuarta transformación, por en lo que funciona el Instituto de la Salud para el Bienestar, la medida se prestará a toda clase de presiones políticas para los estados.

De entrada, aseguró, se causarán daños a las finanzas de las entidades federativas y los municipios y se les restarán participaciones económicas.

“Este planteamiento soberbio va a dejar a los estados en manos de la Secretaría de Hacienda”.

Y añade: “De manera discrecional, Hacienda va apoyar a estados que estén a favor de la llamada cuarta transformación, mientras que los estados que no se dobleguen, seguirán castigados por las autoridades hacendarias”, aseguró.