Descontrol en aduanas pone en riesgo los trámites de paisanos

Esta vez las condiciones de recepción de paisanos son más precarias que otros años en la Aduana de Nuevo Laredo

La inestabilidad laboral que priva en la Aduana ante la pretendida remoción de personal civil por militares y la improvisación de elementos de la Guardia Nacional en algunas áreas, mantienen en incertidumbre el arribo de más de 80 mil paisanos en esta temporada de fin de año.

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- La inestabilidad laboral que priva en la Aduana ante la pretendida remoción de personal civil por militares y la improvisación de elementos de la Guardia Nacional en algunas áreas, mantienen en incertidumbre el arribo de más de 80 mil paisanos en esta temporada de fin de año.

“Esta vez las condiciones de recepción de paisanos son más precarias que otros años en la Aduana de Nuevo Laredo, además de la improvisación”, dijo uno de los empleados de Aduana en uno de los Puentes Internacionales.

De acuerdo a los datos aportados en las áreas de Banjército y el Instituto Nacional de Migración (INM), las estadísticas de cruce de paisanos por Nuevo Laredo durante diciembre, daría una cifra sobre los 80 mil connacionales de vista a sus lugares de origen en México.

Apenas arrancado ayer el Programa Héroes Paisanos, entre el personal de Aduana se dijo que la falta de elementos en la recepción y trámite de documentación de paisanos, así también algunas áreas improvisadas con elementos dela Guardia Nacional ponía en duda un paso ágil de visitantes.

La decisión de la Asociación Nacional de Aduanas de México (ANAM) para dar de baja a todo el personal civil y que según sería antes del 05 de diciembre, ha atraído una marcada incertidumbre laboral y otro tanto por el desconocimiento natural de quienes ocupan algunos puestos ya de quienes han sido removidos.       

AMPAROS CONTRA REMOCIONES

Acerca de los amparos contras las remociones de personal civil, la juez noveno de Distrito en el estado de Guanajuato, Karla María Macías, concedió este lunes la suspensión definitiva que frena la transferencia de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa, y dejarla por ahora bajo el mando de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.