El debate equis…  –  Lozoya, No Time To Die…

El debate equis… – Lozoya, No Time To Die…

Por J Eleazar de Ávila

Fantasías Animadas de Ayer y Hoy presentan para lo que reste del sexenio, “La Reforma Energética”. Una súper producción político-judicial donde como actor central Emilio Ricardo Lozoya Austin promete diversión sín límites en un triller que está de estreno hasta la sala de todos los hogares mexicanos.

Un reality show en tiempo real que seguramente hará que quememos los viejos juegos del poder Serpientes y  Escaleras, pues a cada paso, todos los acusados suben o bajan, en un azar que promete la mezcla perfecta entre magia, corrupción, política y poder.

En los avances, ya todo los sabemos. Alias Emilio “N” fue director general de Pemex, durante la adiministración de Enrique Peña Nieto. Primero en premio por ser presunto  partícipe de operar sobornos para validar la Reforma Energética en el Congreso de México.

Además de ser presunto,  puente para recibir recursos del Caso Odebrecht, para beneficio personal y de paso financiar la campaña presidencial de 2012.  Se dice que hay videos, pero en el centro de todo, solamente está su palabra de “hampón de cuello blanco” y ex funcionario.

Vaya “spoilers” y eso para arrancar, en algo que al menos para la clase política mexicana, no es nuevo. Insisito,  todos los presidentes en turno, han usado como extrategia mediática, verdaderas cajas chinas y a la que nos referimos claro que es por mucho la más importante en la historia del país.

1.- La difusión e intrigas son difundidas minuto a minuto, e radio, televisión y por supuesto en el territorio de más alta distorsión informativa.  Las benditas y/o malditas redes sociales.

Hasta antes de los noventas, lo hemos escrito montones de veces. Toda la verdad dependía de los noticiero nocturnos, los matutinos y de los documentos impresos, entiéndanse, periódicos en papel.

Lo que ahí se argumentaba era casi absolutamente controlado por el poder federal. Muchas veces, verdades insertas como “gacetillas”, en audio, video y papel, donde se cumplía la máxima adjudicada en política a José López Portillo.  No pagar “de oquis”

2.- Hoy con la llegada de medios alternativos. Cada  triunfo y cada error, se difunde de manera instatánea y por eso estar en mullido sillón, con el smartphone en la mano, es una delicia con la que la mayoría de los mexicanos cuenta.

Por eso, cuidado, pues la razones de esta película, no solamente está en “cartelera”, está en todos los sitios las 24 horas. Y cualquiera puede tener sus propios jucios de valor y hasta construir su propio “multiverso”.

Especialmente si hacen cuentas y los datos, los montos no coiciden y así estaremos hasta que se muestren las evidencias; por lo pronto, todos sabemos y así se ha difundido en las RS, que el Caso Odebrech está ya proscrito de tribunales.  

Lozoya ha ganado el amparo y si regresó a México, insisten, es por cobrar una venganza, contra todos los que le dejaron suelto, muerto y abandonado pobremente en Málaga España, esta preciosa ciudad.

Vaya fantasías, vaya circo, en todo muy superior al romano, pues si bien la carnicería no es literal con leones a exclavos y adversarios, el linchamiento mediático es muy intenso.

Ahora bien, si se trata de salvarse a sí mismo, por supuesto que Lozoya “mató a Colosio”, “calcinó a los 43”, “liberó dos veces a El Chapo” y dicen “declarará” el algo tuvo que ver y los sabe todo sobre las muertes de James Riddle “Jimmy” Hoffa, John Fitzgerald Kennedy y Martin Luther King Jr.​

No me burlo, si soy sarcástico, solo establezco como buen cinéfilo, que las películas de misterio son mi gozadera, y que en la trama, Lozoya está en su derecho de salvar su pellejo, aunque sus verades sean solo, parte de un guión oficial, con fines que podemos advertir son naturalmente electorales.

Por eso, cuando veamos los nombres, los montajes, los videos, usted estará siempre en su derecho de dudar, de quien está “enjaulado” y bien alimentado en “Los Ángeles”, uno de los hospitales más caros de nuestro amado país.

Y sí, mientras  decenas fallecen por Covid en el sistema nacional de salud, que no tiene suficiente equipo y material, además de medicinas pata los enfermos de males crónico degenerativos.

Por lo pronto, en las primeras imágenes, los estudios guardan con peculir celo y recelo sobre las verdades de Wahtsapp en la que, el primer actor afirma que ya cantó: “No soy responsable, ni culpable de los delitos que se imputan” y que   en todo “fui sistemáticamente intimidado, presionado, instrumentalizado”.

Y pensar que debo esperar hasta noviembre para disfrutar de “No Time To Die”…

Nostra Política.-  Por si quieren ver algo mejor y entrenarse en los que venga, les recomiendo Gotham. Una serie de televisión estadounidense creada por Bruno Heller. Así de fantástico todo.