“El reto es recomponer el tejido social”: obispo

“El reto es recomponer el tejido social”: obispo

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- La recomposición del tejido social y erradicar la violencia sobre todo entre los jóvenes, es un gran reto que afronta la iglesia católica para coadyuvar con las autoridades de los tres niveles de gobierno, consideró José Armando Álvarez Cano, el obispo de la Diócesis de Tampico.

Antes de partir a la Ciudad de México para encabezar una reunión como el encargado de los obispos en misiones a nivel nacional, manifestó su preocupación ante los hechos violentos que se han registrado en últimas fechas en el sur de Tamaulipas sobre todo porque se dan dentro del seno familiar.

“Cuando ve en otras partes del país todo este tipo de crímenes hace que la gente a veces se anime a hacer lo mismo acá. Y eso habla de una descompensación del corazón de las personas, de las familias porque sin duda asesinatos, pleitos, siempre ha habido. Lo que nos admira ahora, es la forma tan triste, tan dolorosa entre personas tan cercanas habla de la descomposición de la familia, del corazón de cada uno de ellos. Creo que, por un lado, tenemos nosotros el gran reto de los jóvenes. Impulsar en ellos los valores desde su familia”.

Fue más allá al señalar que los padres son parte del problema, porque los esposos están demasiado centrados en sí mismos, las constantes separaciones, los divorcios, que se vuelven a juntar con otros y llegan con hijos ajenos y con propios, y luego se van. “Eso también es parte del problema, que no hay una decisión más firme por parte de los esposos, novios, y eso provoca también el caos y la descomposición de las personas”, subrayó.

Con respecto a su opinión acerca de la gestión del Gobierno Federal en funciones, señaló que existen varios asuntos pendientes en los que se requiere intensificar acciones por parte de los gobiernos, entre ellos la seguridad pública.

“Con más rapidez, son los temas sobre todo de violencia, seguridad, la familia, yo creo que hay varios asuntos pendientes que esperemos pronto agarren causa”.

Aunque reconoció que un año es muy poco y que hay que darle oportunidad porque la gente apenas lo está conociendo y el gobierno está empezando a dar pasos más firmes, pero esperan que pronto avance más rápido en los temas mencionados de interés general.

El obispo dio a conocer que octubre es el mes que la Iglesia Católica dedica a las misiones por eso la reunión a invitación hecha por el Papa Francisco para que participen quienes se encuentran bautizados en todas las iglesias y que el próximo mes se espera tener eventos de congregaciones masivas de misiones en la Diócesis de Tampico y Mante.