diciembre 7, 2022

Época de lluvias deja hasta ocho toneladas de basura en drenaje

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- En una semana durante periodo de lluvias, la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA) ha logrado retirar hasta ocho toneladas de basura de las plantas de tratamiento de aguas residuales y de la red drenaje sanitario.

Como efecto de una deficiente cultura entre la ciudadanía para evitar tirar basura en calles, materiales como plásticos, artículos desechables, madera son algunos de los artículos retirados del drenaje y de las trampas ubicadas en los cárcamos de captación de las plantas de tratamiento.

“La basura continúa siendo un problema fuerte en el medio ambiente y en nuestros procesos de tratamiento, sin mencionar los brotes de aguas negras que ocasionan en la ciudad”, lee uno de los boletines de Comapa.

Las plantas potabilizadoras de la COMAPA, no se salvan de la contaminación, ya que a través de una retroexcavadora y con el apoyo del buzo que sumerge a una profundidad de 5 metros, se retira la basura que trae el río Bravo, con las lluvias.

“Los plásticos al ser artículos de un solo uso, son arrojados a la calle, los cuales pueden llegar a las plantas de tratamiento, en el peor de los casos llega al río, afectando a la fauna que vive en el afluente o en las márgenes, sin mencionar que incrementa el trabajo que debemos hacer para potabilizar el vital líquido”, comentó uno de los empleados que realizan la limpieza en esta época de lluvias.

“Debido a la alta humedad en la región las posibilidades de lluvia continúan en el mes, y por ello una cuadrilla del organismo realizara el retiro de basura de pozos de visita como labor adicional en esta época”, comentó.

Comapa mantiene una campaña de limpieza en rejillas de drenaje con la finalidad de evitar inundaciones, a su vez disminuir los reportes por obstrucciones en alcantarillas y por lo tanto, es necesario el apoyo de la población para que tire la basura en su lugar así disminuimos un 40%, los brotes de aguas negras, concluye el boletín.