mayo 17, 2022

Frenada la regularización de autos, pero no ventas en línea

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Extraño fenómeno se vive en la venta de vehículos americanos, pues mientras este es frenado por los trompicones del decreto para la regularización, las ventas imponen como modalidad la comercialización en línea.

“No se sabe aún cómo vaya a quedar la regularización de autos, pero esto no ha frenado se continúen trayendo de lado americano para venta y esto en la reserva de ser frontera, porque el programa de regularización trae una fecha límite de ingreso de unidades de este tipo para alcanzar beneficio”, comentó Gonzalo Lara, comerciante.

Señaló que, durante los últimos años, se ha modificado la comercialización de autos, pues pasaron de la venta en lotes a la exhibición en calles y más recientemente dejaron de exhibirse así para utilizar las redes sociales.

Precisó que esta actividad entre particulares está ubicada en el rubro de subempleo, que es aquella que se realiza mediante una pequeña inversión, venden y revenden para sacar alguna ganancia, esto en el ahorro de renta de lote de exhibición, sueldos y pagos tributarios.

Asintió en que pese a las trabas y que las nuevas unidades adquiridas no entrarían en el beneficio de la regularización del Gobierno Federal, le ventaja de ser frontera alienta la posibilidad de tener la dispensa de circularlos con cierta discreción.

Omar Saavedra Ferdinez, vendedor de vehículos usados americanos, dijo que la venta unitaria de unidades como subempleo u oficio improvisado, se puede observar en su predominio en línea a razón de que representa un alivio económico, alentado a su vez por la casi desaparición de loteros y la dificultad para alcanzar un crédito en alguna agencia de autos nuevos.

Remarcó que este fenómeno comercial que hace perceptible este tipo de subempleo, se remarca en el uso de las redes sociales donde aparecen infinidad de ofrecimientos de vehículos usados, lo que les representa un ahorro pues dejaron de publicarse en medios impresos.