Gasolinazos son irreversibles

Gasolinazos son irreversibles

Otra aumento viene en febrero: Meade

 

El secretario de Hacienda, que repite en el cargo, aseguró que pese a los dichos del presidente Peña Nieto, se siente orgulloso de su trabajo en la administración de Felipe Calderón, cuando los precios “se mantenían bajos artificialmente”

 

Especial / LA RED

NACIONAL.- El alza de 20% en los combustibles que estableció el gobierno federal a partir de enero es un cambio que “no tiene vuelta” y además “no está en manos del país” hacerlo, aseguró el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade.

En una entrevista radiofónica, el encargado de las finanzas públicas nacionales aseguró que el aumento es positivo y reafirmó al presidente Peña Nieto en el discurso a favor de la medida, argumentando que mantener los precios artificialmente bajos sería negativo para la población.

El secretario dijo que los episodios de violencia que se han registrado en las calles en los últimos días “no importan”, y añadió que “estamos conscientes, estamos buscando ver cuál es la mejor forma de acompañar a los sectores afectados por esta medida, pero no hay manera de que esto cambie la razón profunda que trae como consecuencia el incremento, que es que subió el precio del petróleo en el mundo y el precio del petróleo subió para México”.

José Antonio Meade, quien fue también secretario de Hacienda bajo la pasada administración panista de Felipe Calderón, aseguró que se siente “muy orgulloso” de su gestión en el sexenio pasado, de cara al hecho de que Peña Nieto dijo en su mensaje del pasado jueves que “otros gobiernos decidieron mantener artificialmente bajo el precio de la gasolina para evitar costos políticos”.

En ese sentido, Meade dijo sentirse agradecido con Calderón, e insistió que en aquel momento “se encontró un equilibrio usando los ingresos excedentes” que dejaba el alto precio del petróleo.

Sobre el pronóstico que hizo la casa de bolsa Finamex, de que en febrero habrá un nuevo aumento a las gasolinas de 8% adicional, el secretario indicó: “No sabemos, es temprano todavía para saber qué va a pasar, y en parte, la razón por la que no nos hemos movido todavía a un modelo de precios diario es porque anticipábamos en estas semanas una gran volatilidad con cargo a ala enorme incertidumbre que se ha generado al amparo de la relación que habremos de construir con Estados Unidos”.