agosto 11, 2022

Implementarán cursos para abatir el rezago educativo

CONSECUENCIA DE LA PANDEMIA

Dijo que de no tomar medidas contundentes, las pérdidas de aprendizajes ponen en riesgo el futuro de una generación completa de estudiantes, ante lo cual de manera conjunta con el Sistema DIF municipal y el Instituto Tamaulipeco de Educación para los Adultos (ITEA), llevaran a cabo cursos y programas de regularización para estudiantes y personas mayores.

MANUEL GONZÁLEZ / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- De acuerdo con estimaciones de especialistas, la pandemia causó en México un rezago que equivale a dos años de escolaridad y de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo, se refleja en una disminución en el nivel educativo per cápita, lo cual significa un retroceso de 13 años en el nivel de asistencia escolar, por lo cual es urgente y necesario implementar acciones para contrarrestar los años perdidos, señalo la Directora de educación en el municipio, María Del Carmen Romero.

Dijo que de no tomar medidas contundentes, las pérdidas de aprendizajes ponen en riesgo el futuro de una generación completa de estudiantes, ante lo cual de manera conjunta con el Sistema DIF municipal y el Instituto Tamaulipeco de Educación para los Adultos (ITEA), llevaran a cabo cursos y programas de regularización para estudiantes y personas mayores.

“Vamos a activar en los Tamules en coordinación con el sistema DIF, actividades de alfabetización para adultos de la mano con ITEA, con el fin de atender el rezago educativo, también se harán cursos de regularización para alumnos que están batallando con operaciones básicas, sumas, restas multiplicación, y comprensión lectora”, explico.

Por último, añadió que no se tiene una medición exacta del rezago educativo, pues se debe esperar a que la Secretaria de Educación en el Estado determine las estadísticas con información que entreguen las escuelas del municipio, sin embargo se debe analizar la manera de poder apoyar tanto a las escuelas como a los propios alumnos en su formación y recuperación del aprendizaje, pues si  bien no se puede reprobar, es decisión de los padres si eligen que sus hijos repitan año, como ya ocurrió un caso en Tampico.