julio 3, 2022

LA COLUMNA – “CRISIS CONSTITUCIONAL SE VIVE EN REYNOSA, TAMAULIPAS”

POR OSCAR ALDRETE Y GARCÍA

Balbucea con frases entrecortadas el sedicente (supuesto) alcalde suplente en funciones Alfonso Peña. Que, él no sabe la situación que guarda el municipio con la ausencia injustificada del bisoño Carlos Peña Ortiz. Solo atina a decir, que el cubre temporalmente la ausencia del citado Peña Ortiz.

En nuestro país y en el régimen político mexicano era muy común que las leyes se violentaban, aprovechando el desconocimiento del pueblo en los temas jurídicos legales y constitucionales, y, en complicidad con algunos actores que resultaban beneficiados con alguna prebenda económica a cambio de votar y, aprobar lo claramente irregular e ilegal…

El tema de la licencia irregular e ilegal de Carlos Peña Ortiz es estrictamente normativo, está en la ley (art. 33 del código municipal para el estado de Tamaulipas). La licencia solo es procedente por 15 días al año.

Las licencias con carácter de indefinido proceden cuando exista evidencia palpable de imposibilidad para ejercer el cargo que le fue conferido por los ciudadanos en las urnas electorales. Una enfermedad patológica física o mental que lo imposibilite, lo cual no es el caso del señor Peña Ortiz, él nos dio la evidencia a través de las redes sociales, donde manifestó a través de un vídeo en vivo, que estaba en su graduación en una escuela en el extranjero.

Por tanto, una enfermedad no es lo que motivó la abrupta licencia…

Por tanto, su licencia termino el día 8 de junio, corrieron los 10 días que habla la ley invocada, a partir del 19 de junio Reynosa, Tamaulipas está en una crisis constitucional, porque no tenemos un gobierno visible, el actual alcalde dejó de serlo el día 8 de junio que expiró la licencia otorgada por el denominado cabildo a Carlos Peña…

Un grave problema de gobernabilidad vive mi ciudad por gobiernos frívolos e irresponsables…

Esto, sin demerito de las imputaciones legales a las que haya lugar contra Alfonso Peña, por usurpar un cargo que no tiene validez legal alguna.

La ley de los servidores públicos para Tamaulipas y el código penal establecen sanciones punitivas contra esas acciones contrarias al marco legal vigente…

El poder legislativo Tamaulipeco tiene la palabra y la facultad legal y constitucional para intervenir inmediatamente… Seguramente lo hará en algunas horas…