La Columna- David Castellanos Teran

La Columna- David Castellanos Teran

Gimnastas ganan oro sin apoyo del gobierno

Y luego por qué hay tanta violencia, si cuando existen personas que apoyan a las generaciones juveniles los gobernantes los tratan como si fueran pelotas de fútbol.

La rusa Olga Lebedyanskaya, entrenadora de gimnasia rítmica llegó a México en 2005 para conformar el proyecto de alto rendimiento en Tamaulipas, equipo que se encontraba en el vigésimo primer lugar y logró posicionarlo en los primeros 10 de México. Sin embargo Carlos Fernández Altamirano, Director General del Instituto del Deporte en el Estado (INDE) no le paga su salario y suspendió el mantenimiento del gimnasio de donde han surgido niñas para la selección mexicana.

Olga fue invitada por el entonces gobernador de Tamaulipas, Eugenio Javier Hernández Flores para conformar un equipo competitivo de alto rendimiento de gimnasia rítmica, por lo que tuvo que hacer una selección de las mejores gimnastas locales que participaban en los distintos clubes del estado como: Unidad Deportiva de Tampico y Ciudad Victoria; Ritmika, Esgim y Club de Regatas Corona entre otros; la primera etapa de la misión había sido culminada, pero en el nacional celebrado en Yucatán como en el Panamericano de Rítmica en Brasil, su grupo de gimnastas vivieron una verdadera pesadilla al ver cómo desfilaban sus rivales hacia el podio; en el aquel lejano 2005 las medallas allí estaban, pero colgaban en el cuello de las compañeras de otras entidades y de otros países. Tamaulipas en gimnasia rítmica era y fue una vergüenza.

Diana y Veronica Navarro Blizard; Ana Carolina y Sofia Sánchez; Massiel Verástegui; Rebeca Martínez; Fernanda Castillo; Fernanda Boeta; Sara Reyes y Aime Cruz, entre otras fueron de las primeras tamaulipecas seleccionadas por la rusa. Todas fueron marcadas por aquella grande y dolorosa lección.

Sin embargo para el siguiente año, las lentejuelas que brillaban con intensidad en los leotardos de las tamaulipecas en el doloroso 2005, iluminaron una historia completamente distinta para el 2006 y el equipo de alto rendimiento de Tamaulipas, se adueñó del Campeonato y de la Olimpiada Nacional, siendo este deporte de la gimnasia rítmica el que dio y ha dado más medallas al estado, y todo gracias al apoyo que se le había venido dando por parte de los gobiernos corruptos del PRI y autoridades municipales de Tampico quienes en armonía con los padres, entrenadoras y ese amor que pusieron las gimnastas, logrando así que Tamaulipas siempre ocupe los primeros lugares en ese exigente deporte.

Como en casi todo, el principio fue difícil, los entrenamientos eran en un gimnasio viejo y sin mantenimiento que estaba en la Unidad Deportiva de Tampico, el denigrante espacio era compartido con deportistas de otras disciplinas pero gracias a los resultados obtenidos en el corto plazo ya que Tamaulipas alcanzó ubicarse en el onceavo lugar nacional, el Gobierno de Tamaulipas construyó especial para el equipo de alto rendimiento de gimnasia rítmica. Fue precisamente al entonces Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, Manuel Muñoz Cano, hijo de Manuel Muñoz Rocha a quien le correspondió la inauguración del inmueble.

Desde entonces 2006 a la fecha han pasado distintas gimnastas, todas con altas cualidades, deportistas tamaulipecas de nivel internacional, siendo de las más destacadas: Verónica Navarro Blizard, quién llegó a tener oro en Juegos Panamericanos y alcanzó destacada participación en 4 Campeonatos Mundiales; 10 Copas del Mundo; Universiadas y Juegos Centroamericanos; otra gran deportista fue Rebeca Martinez y Jossette Arredondo, ambas participaron en panamericanos juveniles alcanzando los primeros lugares; otro ejemplo de éxito es Edna Garcia Amor, quien hasta hoy es la única mexicana que ha participado en Juegos Olímpicos Juveniles… y así podría mencionar a muchas otras niñas que se han destacado dentro del equipo de alto rendimiento de Tamaulipas y Selección Nacional, además de otras chicas, pero todas de la mano de la exigente rusa, Olga Lebedyanskaya, que a la fecha sigue entejando excelentes resultados para Tamaulipas sin que el apasionado al deporte, Carlos Fernández Altamirano, le pague sus honorarios.

Y es que apenas la semana pasada, el equipo de Alto Rendimiento de Tamaulipas, que encabeza la entrenadora rusa y su cuerpo técnico regresaron de la Copa celebrada en Veracruz en donde obtuvieron más de 10 medallas de oro: Valentina Moya, Clase IV, alcanzó 4 preseas doradas; Eliani Larios, también Clase IV logró un bronce; Jazmín Aguilar, fue otra niña de 4 medallas de oro; Carmen Jongitid, se adueñó de otras 2 de oro; Paulina Perez, una más de bronce; Ledia Juarez, sumó al equipo 2 medallas más de oro, una de plata y una de bronce; Andrea Garza, plata y bronce… ¿qué tal?

Pero eso sí, siguen en preparación para participar en otras competencias estatales, campeonatos y olimpiada pero sin contar con el privilegiado apoyo de Don Carlos Fernández Altamirano, un funcionario estatal con mucho talento, entera y energizarte juventud pero hasta hoy incapaz para cumplir con el reto que le encomendó el gobernador panista Francisco Javier Garcia Cabeza de Vaca, que tiene suficiente con lo que le dejaron los priistas como para que este chavo además de no hacer gran cosa, se enoje si le publican sus verdades.

davidcastellanost@hotmail.com

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias