Le fracturan dos huesos a estudiante víctima de bullying

Le fracturan dos huesos a estudiante víctima de bullying

En la primaria, “Serapio Venegas” turno vespertino 

Uno de los compañeros le agarró la pierna para tirarlo, mientras que otro le pisaba su extremidad hasta provocarle la fragmentación de los huesos.

 

CARLOS JUÁREZ/ LA RED

MADERO.- Un alumno del turno vespertino de la primaria, “Serapio Venegas”, resultó con fracturas en su brazo izquierdo al ser víctima de un presunto caso de bullying.

El menor de edad, que ahora será sometido a una intervención quirúrgica, así como otros alumnos, relataron que uno de los compañeros le agarró la pierna para tirarlo, mientras que otro le pisaba su extremidad hasta provocarle la fragmentación de los huesos.

Los hechos ocurrieron dentro del salón de clases, hasta donde llegó el docente quien al percatarse de la situación se comunicó con la madre, Flor García Santiago, para informarle que su hijo había tenido un accidente.

Al acudir a la institución ubicada en la Unidad Nacional, el docente entregó al niño con el brazo enrollado con papel sanitario y una tabla, para después trasladarlo a la Cruz Roja, ahí el médico de guardia diagnosticó la fragmentación del cúbito y radio.

La radiografía muestra cómo uno de los huesos queda encima del otro, siendo necesaria una intervención quirúrgica.

Ante ello, la víctima de bullying requiere de una cirugía que tiene un valor de 12 mil pesos, pues debido a su delicadeza necesita cuatro clavos en la extremidad.

“A mi hijo lo tiraron dentro del salón de clases, mientras que uno lo agarraba de la pierna el otro le puso su brazo izquierdo hasta que le tronaron los huesos”, declaró.

 Por el momento el menor tiene el brazo inmovilizado, esperando a que sea sometido a una cirugía durante la tarde este jueves.

 Por su parte el padre de la víctima, Carlos Díaz, exige que tanto la escuela como los jefes de familia de los agresores se hagan cargo de los gastos por las lesiones.

“A mi hijo lo tenemos que llevar con un médico particular porque el maestro nos dijo que la escuela no se haría responsable, pues no cuentan con los recursos y tampoco sabemos nada de algún seguro”, añadió.

A pesar de que el menor tenía el brazo severamente lesionado, el personal de la institución no solicitó el auxilio de los técnicos de la Cruz Roja, por lo que los afectados consideran la falta de acción como una negligencia.

 

“Es otro caso de bullying que se registra en las escuelas, no puede quedar así nada más, por eso pedimos que se tomen las medidas correspondientes para sancionar y evitar más casos como el de mi hijo”, concluyó la madre.