LIBRE ALBEDRÍO

 Agustín García

¿Quiénes quieren y cuáles pueden ser candidatos?

  • Como en política, no basta querer, sino poder, muchos de los acelerados se quedarán a medio camino.
  • Miranda a un paso de su absolución y en su bolsillo trae las demandas contra Egidio y Canturosas.

Hay una frase muy socorrida en política, la cual afirma que para ser candidato, no basta solo querer, sino poder alinear los astros para ser candidato a un puesto de elección popular, porque hasta los que quieran irse como independientes, deberán de buscar el aval ciudadano para lograrlo.

Pero vámonos por partes, quienes aspiran a ser senadores, diputados federales, presidente municipal, síndicos o regidores y pertenecen a algún partido político, será éste el que determine quienes sean sus abanderados, lo cual quiere decir de manera muy sencilla, que solo los que tengan padrinos de peso y de pesos, podrán alcanzar ese anhelado sueño.

Aunque también existe otra situación que se dará por primera vez en Tamaulipas, gracias a la Reforma del Código Electoral, en donde quienes pertenecen al gobierno municipal, alcalde, síndicos y regidores, podrán tener la oportunidad de buscar la reelección por un solo periodo, que será de tres años.

Por ese motivo, a todo lo largo y ancho del territorio tamaulipeco, observamos a quienes tienen en su poder “la caja de las galletas”, moviéndose de manera intensa, para continuar en el ánimo ciudadano y convertirse en la primera opción, cuando su partido decida a quien mandar como sus abanderados.

En Nuevo Laredo, el presidente municipal, Enrique Rivas Cuéllar, junto con sus síndicos y regidores, pueden seguir visitando grupos, instituciones de la sociedad civil y placeándose, sin que exista ningún impedimento o se les pueda acusar de campaña anticipada, porque de acuerdo a las nuevas reglas, si son seleccionados por sus partidos, deberán de separarse de su cargo, 90 días antes de las elecciones del años 2018.

Pero como hay muchos puestos en disputa, pero el más apetitoso, sigue siendo el de presidente municipal, pues anda muy alborotada la gallera, al grado de que están surgiendo grupos políticos, brigadas de representantes populares y hasta particulares, que están levantando la mano para ser tomados en cuenta.

Como ya se ha mencionado, en el PAN, parece ser que lleva mano, el presidente municipal, Enrique Rivas Cuéllar, pero algunos elementos de su gobierno, están calentando motores para que su partido se fijen en ellos, como es el caso del Secretario del Ayuntamiento, Raúl Cárdenas Thomae, la Secretaria de Bienestar Social, Iliana Medina y otros más, como Imelda Sanmiguel,  que les late su corazoncito porque sus nombres aparezcan en las boletas electorales. Mientras que por el lado de los agentes aduanales, Edgardo Pedraza sigue moviéndose por todos los rincones de Nuevo Laredo, esperando que las el tiempo y las circunstancias, le sean favorables.

Por el lado del Partido Revolucionario Institucional, queda muy claro que el regidor Jesús Valdez Zermeño, tiene alta movilidad, mediante brigadas médico asistenciales y atención a personas desde su posición.

También se le ha visto con mucha enjundia, al expresidente municipal, Daniel Peña Treviño, quien aunque en primera instancia niega tener un interés, desliza sutilmente la posibilidad de que si su partido se lo solicita estaría dispuesto a abanderarlo.

En lo que concierne al Partido Movimiento de Regeneración Nacional, que está penetrando muy fuerte en el ánimo ciudadano, todavía se desconocen los nombres, aunque hay una serie de especulaciones de nombres de hombres y mujeres muy conocidos que pudieran ser sus candidatos.

Por el lado, de los independientes, en redes sociales, el abogado Jorge Luis Miranda Niño, ya levantó la mano, para lanzarse al ruedo en un camino considerado muy difícil, más no imposible.

Miranda a un paso de su absolución y en su bolsillo trae las demandas contra Egidio y Canturosas

Pasando a otro tema que ha causado gran indignación entre los ciudadanos, es el caso del abogado neolaredense Juan Fernando Miranda Macías, el cual fue encarcelado injustamente por 3 días en el CEDES de Nuevo Laredo, al fabricarle el gobierno municipal que encabezó Carlos Canturosas Villarreal, pruebas burdas y acusarlo de varios delitos, que al paso de los días el propio indiciado ha demostrado su inocencia.

El martes 27 de junio, luego de un periodo dilatorio por parte de quienes “imparten justicia”, tuvo una audiencia en la Sala Regional con Sede en Reynosa, la cual deberá de entregarle la resolución absolutoria en un lapso, no mayor a 15 días, para reivindicar su imagen, manchada por caprichos de gobernícolas dictatoriales.

A partir de ese hecho, Miranda Macías ha adelantado que demandará penalmente al expresidente municipal de Nuevo Laredo, Carlos Canturosas Villarreal y al exgobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú y a toda la caterva de rufianes que orquestaron su detención y escarnio público, tomando la ley en sus manos y utilizándola como herramienta de venganzas personales.

Otros personajes que están señalados como autores de esta piffia legal, es el actual diputado local, Carlos Germán De Anda, el exsegundo síndico del Ayuntamiento 2013-2016, Jorge González Fisher y el exsecretario Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Ignacio Quiñones Peña, como autores directos para fabricar pruebas incriminatorias.

Dicen que el tronido de corvas, de quienes actuaron con dolo, creyéndose intocables,  se oyen hasta el tribunal de Ciudad Reynosa, porque el chicotazo, o el bumerang, ya dio la vuelta.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónicolibrealbedrio57@gmail.com