LIBRE ALBEDRÍO – Siete nombres y la alcaldía neolaredense

LIBRE ALBEDRÍO – Siete nombres y la alcaldía neolaredense

Por Agustín García.

En estos momentos suenan muy fuerte 7 nombres que están perfilados como abanderados para buscar la presidencia municipal de Nuevo Laredo, en donde destacan cuatro aspirantes a la candidatura independiente y tres por los partidos más fuertes.
Uno de ellos es el actual presidente municipal, Oscar Enrique Rivas Cuéllar, quien se encuentra posicionado en la plataforma de lanzamiento y en espera de la anuencia de su partido el PAN, para buscar la reelección.
Los otros personajes que son referentes para la candidatura a la presidencia municipal de Nuevo Laredo, son los ex presidentes municipales Daniel Peña Treviño, quien dirigió los destinos de esta frontera del año 2005 al 2007, emergido del Partido Revolucionario Institucional.
En los últimos días, Peña Treviño ha tenido una participación muy activa en los diversos eventos realizados por el PRI Nuevo Laredo y se intuye que desde este momento, ya se está planeando para posicionar su imagen.
Por lo pronto, el martes 19 de diciembre, se integró la Comisión para la Postulación de Candidatos, que será el órgano responsable de elegir el 50 por ciento de las candidaturas a presidente municipal, síndicos y regidores como lo aprobó el Consejo Político Estatal, en sesión extraordinaria que se desarrolló el pasado 04 de diciembre, del año en curso.
Pero volviendo al tema, el otro es el ex alcalde Ramón Garza Barrios que presidió el trienio del año 2008 al 2010, pero ahora busca nuevamente buscar impulsado por las siglas del Partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA.
De concretarse la participación de los dos ex presidentes municipales como abanderados del PRI y de MORENA, además de Enrique Rivas Cuéllar, estarían disputando la alcaldía dos personajes que ya fueron alcaldes y Rivas que actualmente gobierna Nuevo Laredo.
Por la personalidad de cada uno de ellos, se augura que la contienda político-electoral estarán saltando chispas, porque en el caso de concretarse la participación de Rivas, tendría todo el respaldo del gobierno del Estado, además de que como presidente municipal en funciones, así como Daniel Peña y Ramón Garza Barrios, conoce a la perfección las colonias, los barrios y las necesidades prioritarias de cada una de las familias neolaredenses.
Ante esta perspectiva, se dibujaría una contienda sin precedentes en la vida político electoral de Nuevo Laredo, porque además se incluirían como ingredientes adicionales, a quienes pasen la aduana y están inscritos para las candidaturas independientes a la presidencia municipal.
En el IETAM, quedaron registrados los nombres de los neolaredenses Jorge Luis Miranda Niño, Víctor Vergara Martínez, Miguel Ángel Santos Guatemala y Patricia Velázquez Flores, en su intención para la ir por la candidatura independiente a la presidencia municipal de Nuevo Laredo.
Sectores del PRI Nuevo Laredo y el brinco de trancas, Daniel suda la gota gorda.
Pasando a otro tema, pero inserto en el ambiente político, el ex presidente municipal, Daniel Peña Treviño, todavía anoche estaba haciendo intensos esfuerzos, para amarrar la candidatura a la presidencia municipal de Nuevo Laredo por el PRI, mediante amarres o negociación con los grupos disidentes.
Porque como todos sabemos, un verdadero infierno está viviendo el Partido Revolucionario Institucional de Nuevo Laredo, en donde los titulares de los sectores están en total desacuerdo con el liderazgo provisional que impuso el Comité Directivo Estatal y que desde hace dos meses se les ha hecho bolas el engrudo, con la eventual designación de Daniel Peña Treviño como abanderado priista.
Lo que parecía un simple problema de falta de conciliación de intereses, está adquiriendo dimensiones gigantescas, que amenazan con reventar desde adentro, la debilitada cohesión del tricolor neolaredense.
Porque ante la falta de consensos hacia el interior priista, la presión de la estructura y los pilares donde se supone debería descansar la estabilidad del PRI, está peligrosamente trastocada, debido a diversos factores.
Uno de ellos es la falta de diálogo con los priistas que todavía tienen vocación e idealismo, porque las decisiones cupulares, están dividiendo de muerte al PRI, porque cada día se ven más distantes al grado de que a los eventos que convoca el Comité Directivo, los líderes de los sectores no asisten.
Esta es una mala señal porque demuestra que existe mucha presión interna, la cual podría estallar en cualquier momento, e incluso apoyar a otros partidos políticos, que les cumplan con los requerimientos solicitados.
Por lo pronto, a Daniel Peña, tiene la delicada tarea de negociar, otorgar concesiones y remendar la división interna, dándole palmaditas y aceptando condiciones de quienes comandan los sectores, para evitar que eventualmente, puedan apoyar a personajes que aspiran a un puesto de elección popular por otras siglas.

 

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias